¿Estoy solo…?

¿Estoy solo…?

Por

“Yo solo no puedo llevar a todo este pueblo, porque es mucha carga para mí. Y si así me vas a tratar, Te ruego que me mates si he hallado Gracia ante Tus Ojos, y no me permitas ver mi desventura.»

La indignación de Moisés no era por la falta de pan, agua, carne, poder, señales, milagros… o por la falta de riquezas materiales como piedras preciosas, oro, plata…, sino por la falta de la PRESENCIA Prometida en los otros ?por la falta de Discípulos.

  • Cuando él manifestó esa indignación, Dios le ayudó a ver a quienes él ya conocía, pero a los que no veía como Él los veía, como siervos ?hoy serían los que frecuentan la Iglesia o los miembros a los que Dios Ve como a quienes podrán ayudarnos como:

– Miembros,

– Evangelistas,

– Empleados competentes en Iglesia.

– Para que sean los futuros:

  • Obreras/os,
  • Misioneras/os,
  • Auxiliares,
  • Esposas de Pastores,
  • .. Siervos Consagrado al Altísimo por toda la vida y Eternidad.

– Dios los Veía como Discípulos que serían Usados por Él a través de Moisés en la ejecución de Su Obra.

  • Pero era Moisés quien necesitaba verlos así, instruirlos y llevarlos al Monte Sinaí, para que entonces Dios Hiciese con ellos lo mismo que había hecho con él y les diera Su Espíritu.
  • Así como Dios Había Trabajado en Moisés, que estaba lleno de limitaciones, fallas, inseguridades y excusas… ahora era el turno de que Moisés, junto a Dios, trabajara en esos 70 hombres.
  • Es importante mencionar que eso sucedió cuando Moisés manifestó esa indignación, fue entonces cuando Dios le mostró qué había 70 HOMBRES listos para subir al Monte (Altar) y recibir el Mismo ESPÍRITU SANTO que él, y que lo ayudarían a cuidar a Su Pueblo.

– Hoy, Dios Quiere mostrarnos a esos 70 Hombres, 70 Mujeres, Jóvenes, 70 Adolescentes para que nos ayuden, porque hay más trabajo que antes, que en las épocas pasadas como la de Moisés, Jueces, Profetas, Reyes y Apóstoles.

  • Sin mencionar lo más importante: que el Señor Jesús Está Volviendo en cualquier momento y necesitamos hacer Discípulos de todos los Barrios, Ciudades, Provincias y Países de América del Sur, para que podamos llegar a los perdidos, sufridos, engañados, esclavizados… que aún no Lo Conocen, para que sean Liberados, Perdonados y Salvos.

– En los versículos 34 y 35 del capítulo 4 del Evangelio de Juan está Escrito así:

«Jesús les Dijo: Mi comida es Hacer la Voluntad del que Me envió y llevar a cabo Su Obra.

¿No decís vosotros: «Todavía faltan cuatro meses, y después viene la siega»?

He aquí, Yo os Digo: Alzad vuestros ojos y ved los campos que ya están blancos para la siega”.

  • El Señor Jesús tenía y tiene tanta prisa por Salvar almas, que hace dos mil años ni esperó a que algunos de Sus seguidores fuesen Bautizados con el Espíritu Santo, sino que comisionó con Su Autoridad a los 70:

«El Señor Jesús designó a otros setenta, y los envió de dos en dos delante de Él, a toda ciudad y lugar adonde Él había de ir.

Y les Decía: ‘La mies es mucha, pero los obreros pocos; rogad, por tanto, al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.

Id; mirad que os envío como corderos en medio de lobos (…)

… Sanad a los enfermos que haya en ella, y decidles: «Se ha acercado a vosotros el Reino de Dios’». Lucas 10:1-3,9

  • Preste atención, no piense que estoy diciendo que vamos a levantar y a comisionar a alguien sin el Bautismo con el Espíritu Santo, porque no es así. En el caso del Señor Jesús, Él lo hizo porque aún no había sido Enviado el Espíritu Santo {Bautismo con el Espíritu Santo}, pero ese no es nuestro caso. Hoy, todos los que se entregan sinceramente Lo Reciben y son Capacitados por Dios para servirlo ganando almas para el Reino de Dios.
  • Por favor internauta, vamos a rogar al Padre para que en esta Hoguera Santa del Monte Sinaí Bautice con Su Espíritu a aquellos que ya están delante de nosotros, para que trabajemos en ellos y los preparemos para que nos ayuden a realizar Su Voluntad.

«Entonces el Señor Dijo a Moisés: ReúneMe a SETENTA HOMBRES de los ancianos de Israel, a quienes tú conozcas como los ancianos del pueblo y a sus oficiales, y tráelos a la tienda de Reunión y que permanezcan allí contigo. Entonces Descenderé y Hablaré contigo allí, y Tomaré del Espíritu que está sobre ti y Lo Pondré sobre ellos, y llevarán contigo la carga del pueblo para que no la lleves tú solo”. Números 11:16-17

Bueno, más claro no se puede explicar, entonces, recapitulando:

  • Indignarse por falta de Discípulos,
  • Rogar al Señor de la mies para que envíe trabajadores,
  • Verlos como Dios los Ve,
  • Llevarlos al Monte, a la vida en el Altar,
  • Trabajar en ellos,
  • Mantenerlos cerca para ayudarlos e instruirlos.

– Obs.: Ellos no van a realizar nuestro Trabajo, sino a ayudarnos, como Dijo Dios: “Llevarán contigo la carga del pueblo para que no la lleves tú solo”.

Que Dios nos Use más durante este mes de diciembre que en los 11 meses pasados.

¡Nos veremos en la IURD o en las Nubes!

Ob. Julio F.