«Estamos de novios hace cuatro años, pero no tenemos planes para el futuro»

«Estamos de novios hace cuatro años, pero no tenemos planes para el futuro»

Por

Bienvenidos a una clase más de la Escuela del Amor Responde. En esta semana, los profesores Renato y Cristiane Cardoso orientan a la alumna Bruna. Ella esta de novia hace cuatro años, tiene el sueño de casarse y construir una familia, pero parece que el novio no, pues ellos no planearon nada hasta ahora. ¿Ella debe continuar en esa relación o no? Vea la respuesta a continuación.

Bruna – Soy de Diadema, en San Pablo. Estamos de novios hace cuatro años, terminamos una vez, porque él es muy despreocupado, frio y no es atento. Y, en cuatro años, no hicimos planes para el futuro. Yo tengo el objetivo de casarme, tener hijos, conquistar con él, viajar, en fin, sueños de toda pareja, pero hasta el momento, no tomamos ninguna iniciativa para que eso suceda. ¿Qué puedo hacer en  este caso? Quería saber qué actitud tomar y si debo continuar en una relación así, sin ningún plan, ningún objetivo.

Renato – Ustedes están de novios hace cuatro años, terminaron una vez, volvieron, no tienen planes juntos. Usted se quiere casar, pero no existe nada concreto al respecto, entonces, ustedes van llevando una relación en «punto muerto». Usted sigue por inercia, esperando para ver en qué queda. Percibimos que ustedes no están practicando el amor inteligente. El amor inteligente entiende que el noviazgo es un análisis. Usted analiza a la persona y la persona la analiza a usted, con el objetivo de que ustedes lleguen a una conclusión: o de casarse, porque descubrieron que quieren estar juntos para el resto de la vida; o de que no va a funcionar. El noviazgo es un análisis, es un estudio, es para que uno le preste atención al otro. Es al contrario de lo que muchas personas piensan por allí, de que un noviazgo es para estar,  disfrutar del sexo, tener diversión, pasear. Usted puede ir al cine o a un restaurante con su novio, pero el noviazgo no es para eso. ¿Y cuatro años juntos? Yo incluso me arriesgaría a decir que ustedes están siendo activos sexualmente, porque, si no fuera por eso, él probablemente ya habría terminado o decidido casarse.

Cristiane – Bruna, en verdad, está en sus manos la decisión del futuro de la relación y no es las manos de su novio, como usted piensa. Él no se decide  y usted piensa que no puede hacer nada al respecto. Pero usted puede decidir por él, decir que no ve futuro en esa relación y, si él no tiene planes para los dos, terminar. Usted dijo que se quiere casar, tener su familia, pero que él no tiene esa expectativa. Es como si ustedes hicieran un curso de computación, usted no va a estar interesada en lo que le enseñan, porque no tiene ese objetivo. Muchas mujeres que son más maduras tienen objetivos en relación a la familia, al matrimonio, se comprometen más. Y muchos hombres están solo disfrutando de la relación y aprovechándose de esas mujeres, porque ellas dejan todo el poder de la relación en las manos de ellos. ¿Por qué? ¡Porque a ellas les gustan! Entonces, ellas esperan, por años y años, a que el hombre se decida. Miren chicas, nosotras somos tan modernas, tan independientes hoy en día, ¿no es verdad? Todas tienen su carrera, hacen lo que las mujeres del pasado nunca hicieron, pero aún así aceptan tal situación.

Renato – Evolucionaron tanto en la carrera, en los estudios, pero parece que retrocedieron en el área de las relaciones. En el pasado, la mujer era difícil. Para relacionarse sexualmente con ella el hombre tenía que casarse. Hoy en día no es necesario eso, los hombres de hoy no tienen la palabra «compromiso» como parte de su vocabulario. Por eso, tome nuevamente las riendas de la relación. Usted dice que quiere tener una familia, hijos y casarse, entonces, muéstrele esos deseos a él. Si él dice que no se puede hacer eso ahora, estipule un plazo, determine cuando sucederá eso. Y, si él no tiene un plan o un plazo, haga usted un plan: termine. No se quede con una persona tan indefinida. No permita más que a su corazón le agrade él, porque de aquí a 8 o 12 años podrá estar en la misma situación en la que está hoy. La decisión es suya.