¿Está nervioso? ¡Váyase a pescar!

¿Está nervioso? ¡Váyase a pescar!

Por

“De repente, me doy cuenta de que estoy muy lejos de todo lo que se relaciona con la vida cotidiana. Cuando termino de preparar el equipo, me veo apoyado en el costado del bote y miro el extenso mar. Me concentro en el objetivo, pero también aprovecho el momento. El cielo, la superficie del agua, el movimiento de la marea. En media hora, ya me siento completamente conectado a Dios.” Quien dijo esto es un profesional muy ocupado: al fotógrafo Marcelo Alves, de São Paulo. En su tiempo libre, las cámaras se quedan a un lado y entran en escena las cañas, los botes, los anzuelos, los sedales. No es difícil entender el poder de relajación de la pesca para los que viven cotidianamente ajetreados. Es así, querido lector, existen hobbies que van más allá que jugar al fútbol con los amigos o verlo por televisión.

Marcelo pesca en el mar, en el río, en las represas. A pesar de toda la experiencia, no rechaza el llamado “cotos de pesca o pesque y pague”, aquellos lugares con criaderos que se paga un precio para pescar basándose en el tiempo de permanencia o en la cantidad de peces que se captura. Algunos de estos lugares son estructurados con playgrounds (juegos de parques infantiles) y restaurantes que permiten llevar a la familia y a los amigos. Muchos visitantes incluso preparan el producto de su pesca y lo sirven allí mismo, en el momento.

Pero se equivocan los que piensan que solo es cuestión de comprar cualquier vara, sedal o anzuelo y quedarse sentado esperando que el pez muerda el anzuelo en cualquier agua cercana. Existen una serie de procedimientos – incluso de seguridad – que cambian según el escenario, el tipo de pez que se desea, el clima y el desafío. ¿Se marea con facilidad? El pescador que se precie de tal tiene la técnica para no quedar avergonzado delante de los amigos. Si usted pretende ser uno, entienda que aprenderá de a poco, con la práctica, con las malas experiencias, leyendo, mirando programas de televisión y en internet. Si desea convertirse en un buen pescador, automáticamente se vuelve una especie de autodidacta, más abierto a los consejos de los compañeros del anzuelo.

El equipo es otra cosa importante. No existe un hombre que ingrese en una tienda de artículos de pesca y no se confunda delante de aquellos anzuelos de colores y con las más diversas formas, arpones, sedales relucientes, cañas hechas de bambú o de materiales más modernos, livianos y resistentes, como la fibra de carbono. Redes, cestos, pinzas, pequeñas cajas con decenas o hasta centenas de materiales, ropa adecuada, etc.

Pero no se desanime, querido lector, si aún en la tierra, no sabe cómo se arma un anzuelo, ignora lo que es un carretel, ni imaginaba que los sedales tienen número específicos y límites de peso o desconoce para qué lado debe girar la manivela de un molinete. Para todo eso existen libros, sitios web, revistas, cursos e incluso agencias de turismo específicas para pescadores y aspirantes.

Hay más: como nuestro fotógrafo, citado al principio de la nota, usted puede pescar en barcos en plena alta mar o con los pies firmemente plantados en tierra firme.

Puede ser una experiencia que solo usted + Dios + la naturaleza, vivan bien al estilo de “El Viejo y el Mar”, el premiado libro de Ernest Hemingway. Puede ser con amigos y familiares. La pesca en grupo es uno de los hobbies más apreciados por hombres de todo el mundo. El objetivo no es solo el pescado.

¿Y entonces? ¿Fue atrapado por las ganas de pescar? Si tiene experiencia y no ha ido a pescar hace tiempo, es el momento. Si nunca pescó, ahora sabe que para llevar un buen pescado a casa puede ser una experiencia más rica que pasar por la pescadería del supermercado.

Ah, y nadie dijo que mentir sobre el tamaño del pez es una regla para ser un pescador, ¿ok? La “Historia del Pescador” puede tener más valor que simples mentiras para mejorar falsamente la autoestima de un hombre.

Uniendo lo útil a lo agradable

Pescar en grupo es una de las prácticas más apreciada por los hombres desde siempre. Hasta el Señor Jesucristo caminó con Pedro y Andrés, pescadores profesionales que se convirtieron en Sus apóstoles bajo el agua y sobre tierra firme. Y el Mesías nunca perdió la oportunidad de poder hablar de la vida bajo el Reino de Dios durante la pesca. Las pesquerías con Él siempre fueron fructíferas, tanto de peces como espiritualmente.

¿Qué tal si seguimos Su ejemplo y, ya sea pescando o en cualquier otro lugar – mirando fútbol por TV, durante una parrillada o una “pizzada”, un paseo en bicicleta o un campamento – hablarle a los amigos sobre el IntelliMen de una manera relajada, inteligente y productiva?

¿Quiere buenos consejos sobre cómo organizar una reunión de estas? Eche un vistazo a los desafíos en www.intellimen.com y sea como Pedro, un “pescador de hombres” – inteligentes y exitosos en la vida.

Consejo tecnológico

Todo sobre la pesca

En el sitio web de la revista brasileña Pesca & Compañía, hay muchos consejos de lugares, equipos y métodos, además de especie de peces y otras técnicas para los que tienen experiencia o para novatos en anzuelos y redes, ingrese en www.revistapescaecompanhia.com.br. En español puede encontrar una buena opción en la revista y sitio web www.weekend.perfil.com. Y finalmente para los que entienden bien el inglés (o con la ayudita del traductor de Google), el sitio de la revista canadiense Ontario Out of Doors y prácticamente irresistible en su sección de pesca. Incluso enseña simples recetas para que pueda saborear lo que pescó, para ver esto ingrese en www.oodmag.com.