El Espíritu Santo

El Espíritu Santo

Por

“¿Qué debo hacer para recibir el Espíritu Santo?” – Amigo.

Respuesta:

El recibimiento del Espíritu de Dios significa el comienzo de una nueva vida. Una vida libre de todo y cualquier espíritu inmundo, de todo y cualquier problema que envuelva su interior: traumas, complejos, mal genio, vicios, depresión, odio, deseos de morir, problemas familiares, sentimentales, salud debilitada, en fin. Es una limpieza total, una vida nueva.

Jesús dijo: “He aquí, Yo hago nuevas todas las cosas.” Y eso concluye su vida. Pero, solo quien reina eternamente sobre TODO tiene el poder para eso. Lea Apocalipsis 21:5.

Usted puede seguir algunos consejos:

1 – Enfoque su pensamiento solo en la Palabra de Dios, dedicando todo su tiempo disponible a la lectura del libro de Salmos;

2 – Reflexione sobre lo que lo ha preocupado en los últimos tiempos y, enseguida, ore para que el Espíritu Santo elimine esas preocupaciones de su mente, en el nombre de Jesús;

3 – Haga un ayuno alimenticio;

4 – Identifique y coloque en el altar de Dios todo lo que está siendo un obstáculo para el descenso del Espíritu Santo sobre su vida, por ejemplo: rencores, falta de perdón, pecados, preocupación por la familia, novio/a, prometido/a, bienes materiales, en fin, cualquier tesoro que ocupe su corazón en este mundo deposítelo en el altar, siguiendo el ejemplo de Abraham, que dejó su tierra, su parentela y la casa de su padre y se fue al desierto, confiando en la dirección de Dios;

Debe ser hecho el sacrificio total, todo por todo: Su TODO por el TODO de Dios.

(*) Respuesta extraída del blog del obispo Júlio Freitas