Es necesario detener el sangrado para no morir

Es necesario detener el sangrado para no morir

Por

El pasado viernes 21, obreros de toda la Ciudad de Buenos Aires y del Conurbano se acercaron al Templo de la Fe porque a las 23:30 comenzó la Vigilia de la Sangre, una reunión que fue transmitida por videoconferencia a todo el país.

En la reunión, que fue realizada por el pastor Ronaldo, encargado de los obreros de Argentina, los obreros aprendieron cuáles son los cuatro lugares por donde la vida espiritual del obrero se desangra: “El primer lugar son los oídos. Muchos escuchan las ideas que el diablo les susurra y le prestan atención. Sepa que él susurra porque si gritara, llamaría su atención y usted se daría cuenta rápidamente de cuál es el origen de esa idea. Los susurros suenan dulces al oído.

El segundo lugar son los pensamientos. La vida espiritual del obrero puede desangrarse si los malos pensamientos toman posesión de su mente y así nace la malicia. Todos tenemos malos pensamientos, pero la diferencia está en si los alimentamos o no”, explicó el pastor.

Luego, añadió: “la boca es el tercer lugar por donde un obrero puede desangrarse espiritualmente. Nosotros, pastores, nos preocupamos por ustedes, pero si de su boca salen mentiras o si usted no logra controlar sus palabras, tiene un problema grave. Finalmente, el último lugar son los ojos. Jesús dijo que si nuestros ojos son buenos, nuestro cuerpo estará iluminado, pero si nuestros ojos son malos todo nuestro cuerpo estará en tinieblas, es decir en el infierno. Hay obreros que tienen ojos maliciosos, ven todo mal y se están desangrando por los malos ojos”.

A continuación, el pastor realizó una oración por aquellos que reconocieron estar desangrándose espiritualmente y todos buscaron el perdón de Dios y la fuerza del Espíritu Santo para poder recomponerse y no volver a cometer los mismos errores.

El pastor prosiguió con la vigilia hablando de la Hoguera Santa e invitando a los obreros a realizar un voto con Dios para que su Altar, o sea, su corazón, esté en perfecto estado para que el sacrificio que presenten les traiga la respuesta que necesitan.

Así terminó la Vigilia de la Sangre y los siervos de Dios salieron fortalecidos, renovados y con una nueva comprensión sobre su vida espiritual.

En todo el mundo

El obispo Sergio Corrêa, responsable por los obreros de la Universal, ministró la “Vigilia de la Sangre”, realizada en la Universal de Del Castilho, en Rio de Janeiro, Brasil, y transmitida a través de videoconferencia para todo Brasil.

El objetivo era que todos se desnuden de la posición ocupada en la Iglesia, porque la vigilia no era dedicada a miembros, evangelistas, jóvenes, obreros o miembros del grupo Caleb, sino a las almas. “Olvídese de su posición, usted es un alma”, dijo el obispo Sergio.

La catedral de Rio y las sedes que recibieron la transmisión estuvieron llenas de personas vestidas de rojo, el color oficial de la vigilia.

El obispo hizo una fuerte oración. Luego pasó un fragmento de una película que mostraba a un soldado gravemente herido. A pesar de que sus amigos intentaran socorrerlo, él terminó muriendo, por la pérdida de gran cantidad de sangre, representando que, si no se detiene el sangrado de una persona herida, ciertamente esta morirá. Espiritualmente hablando, muchos obreros se están desangrando y si no dejan de hacerlo, morirán en la fe.

Como ejemplo, fue utilizado el mensaje de la mujer con flujo de sangre. Ella padecía esa hemorragia desde hacía 12 años, y nadie la había podido curar. Había gastado todo lo que tenía, pero nada funcionó. Hasta que tocó las vestiduras de Jesús y el sangrado se detuvo.

¿Usted está sangrando?

“Nosotros somos el Altar móvil del Espíritu Santo. Sin embargo, ¿qué es lo que ha sucedido en la vida de muchas almas? Un día su Altar fue destruido a causa del pecado y por eso usted está sangrando. Muchos obreros padecen una hemorragia, perdiendo la vida con Jesús, porque dejaron de cuidar el Altar que está dentro de sí”, explicó el obispo.

El obispo destacó que dentro de la iglesia institucional existe otra iglesia seleccionada llamada “linaje escogido”, “nación santa”. “Esta es la Iglesia del Señor Jesús. Es de esta que usted debe formar parte. Quienes dieron la vida en el Altar, nacieron de Dios y viven una vida limpia, poseen el Altar restaurado, tienen la unción del Espíritu Santo. Es esta la Iglesia que el Señor Jesús vendrá a buscar. Si usted quiere un 2015 bendecido, restaure el Altar dentro de usted. Detenga ese sangrado. Quien toque el borde de la vestidura de Jesús, determine, como la mujer que sufría con ese flujo de sangre determinó, y no mire a nadie, detendrá así su hemorragia espiritual”, finalizó el obispo.

Es necesario que restauremos nuestro Altar para que Dios acepte nuestros sacrificios de fe.

¿Quiere saber más acerca de los obreros de la Universal? Ingrese a:

https://www.facebook.com/obrerosenfoco

http://www.obrerosdeargentina.blogspot.com.ar/