¿Es difícil ser elegante?

¿Es difícil ser elegante?

Por

mujer00941
En la actualidad es muy fácil encontrar mujeres con cuerpos esculturales, bien vestidas, maquilladas y peinadas, en resumen, impecables. Sin embargo, basta acercarse un poco a ellas para encontrar pequeñas actitudes que comprometen toda la inversión que hicieron.

Es normal asociar belleza y elegancia a la apariencia, pero en realidad son cosas que no se consiguen en una tienda porque no están a la venta.

Hablemos de algunas pequeñas elecciones que una mujer debe hacer desde que se despierta hasta que se va a acostar y que pueden convertirla en una mujer linda.

1.- Salude a todos y añada una sonrisa, es muy elegante sonreír, ¡así que no ahorre sonrisas!

2.- No deje de usar las palabras mágicas que tanto se le enseñan a los niños, pero que pocos adultos recuerdan. Por favor, permiso, gracias, buen día, buenas noches, son algunos ejemplos de pequeñas palabras que hacen grandes diferencias.

3.- Reconozca las cualidades de los demás a través de un elogio sincero, eso reconforta y ayuda a mejorar todos los días.

4.- Aléjese del chusmerío, los comentarios por lo bajo y los temas que no le suman nada positivo. Si alguien le trae una “novedad” de su compañero de trabajo, cambie de tema educadamente.

5.- La discreción no pasó de moda, entonces llegue delicadamente a los lugares, hable en un tono de voz agradable y evite gesticular en exceso.

6.- Escuche más y hable menos; respete la opinión ajena aunque sea contraria a la suya; no hay ganadores en una discusión.

7.- Evite asuntos íntimos e insidiosos, ¿qué placer hay en ver sentirse mal a una persona?

8.- Ofrecer cariño espontáneamente, sin que sea una fecha especial, es muy elegante.

9.- Sea puntual, cumpla con lo prometido y, si no puede llegar a un encuentro con alguien, avísele y no deje a nadie esperándola.

Hay cosas que Dios hace por nosotras, otras las hacen quienes nos rodean, pero la mayor parte de nuestro crecimiento es nuestra responsabilidad. O sea, si usted no invierte y cuida de sí, nadie más lo hará. No alcanza con ser mujer, hay miles de millones en todo el mundo. Conviértase en alguien que inspire confianza y con la que se tenga placer de juntarse. Esas mujeres son raras, como una fina joya.