Entre el vicio y la psicosis

Entre el vicio y la psicosis

Por

20140119aLa marihuana siempre está en los titulares, aún más en esta época cuando su uso es “recreativo” y fue legalizado, por ejemplo, en el estado norteamericano de Colorado. Sin embargo, otros artículos periodísticos, a fin de abrirle los ojos a la población en cuanto a los riesgos del uso del estupefaciente, también se hacen presentes. Es el caso de una circular publicada en la revista Time, recientemente.

La revista semanal habló sobre una investigación publicada en el Boletín de Esquizofrenia, donde se muestra que la marihuana causa alteraciones en el cerebro después de 3 años, haciendo que este se vuelva semejante al de los esquizofrénicos. Los cambios no son solo psicológicos, como se pensaba, sino también físicos.

En la Biblia, en los tiempos de Salomón, el sabio monarca ya aconsejaba a sus súbditos en cuanto al uso de estupefacientes de cualquier tipo, citando el abuso del alcohol (sustancia muy accesible):

“Para los que se detienen mucho en el vino, para los que van buscando la mistura. No mires al vino cuando rojea, cuando resplandece su color en la copa. Se entra suavemente; mas al fin como serpiente morderá, y como áspid dará dolor. Tus ojos mirarán cosas extrañas, y tu corazón hablará perversidades.” Proverbios 23:30-33

Salomón habla claramente del cambio de comportamiento a causa de agentes químicos, y de las graves consecuencias para el usuario y para los que lo rodean. Los científicos modernos confirman lo dicho por el hijo de David. Comparando la estructura cerebral de esquizofrénicos y usuarios de marihuana, ambas presentan el mismo acortamiento de ciertas regiones del  cerebro. El estudio comparativo también se hizo entre pacientes con esquizofrenia que usaban y que no usaban la droga. Los usuarios presentaron más daños que los daños normales de la psicosis.

La revista aclara que, aunque las investigaciones no establecieron claramente que el uso de la marihuana puede causar esquizofrenia, la sustancia usada continuamente contribuye a cambios físicos como los presentados en el cerebro de los que tienen la enfermedad, lo que, por sí mismo, levanta un importante alerta.

 

[fotos foto=”Thinstock”]

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games