Enfermedades cardiovasculares en mujeres

Enfermedades cardiovasculares en mujeres

Por

2a-889

Según las estadísticas, anualmente 20 000 mujeres mueren debido a problemas cardiovasculares. La primera causa de muerte entre las brasileñas es el ACV y la segunda es el infarto. Lo curioso es que se relacionan estas enfermedades mucho más a los hombres. Mientras, la incidencia viene creciendo entre las mujeres y el índice de mortalidad por infarto es mayor en el público femenino.

En el mundo, las enfermedades cardiovasculares son la mayor causa de muerte entre las mujeres, con 8 millones de muertes por año.

*El uso en simultáneo de píldoras anticonceptivas y cigarrillos puede ocasionar muerte súbita.

*El infarto suele ser fatal en mujeres.

*Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte de mujeres.

*En Argentina 9 de cada 10 está en riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

*Los síntomas de las enfermedades cardíacas en las mujeres son diferentes de los síntomas que presentan los hombres.

*A pesar del alto riesgo, pocas mujeres visitan al cardiólogo regularmente.

Las jornadas de trabajo extensas aumentan el estrés, el consumo de tabaco y de alimentos ricos en colesterol malo, por eso, el diagnóstico de enfermedades coronarias es importante para prevenir. Los factores de riesgo cardiovascular son los mismos tanto para mujeres como para hombres. Si bien algunos no pueden ser controlados, como la edad y el historial familiar, la mayoría puede ser evitada a través de cambios de comportamiento, por ejemplo, la obesidad, la mala alimentación y el sedentarismo.

Los especialistas afirman que el 80% de los ataques cardíacos e infartos prematuros pueden ser evitados. Por lo tanto preste atención a su historial familiar; no fume, siga una dieta balanceada, reduciendo la ingesta de sal y azúcar; practique regularmente ejercicio físico, al menos 30 minutos de actividad cinco veces por semana; visite al cardiólogo una vez al año, principalmente a partir de los 40 años de edad; en el climaterio y después de la menopausia, redoble la atención, pues las probabilidades de infarto aumentan y consulte periódicamente a su ginecóloga para usar correctamente los anticonceptivos.