En la pobreza y en la riqueza. ¿Será así?

En la pobreza y en la riqueza. ¿Será así?

Por

“El amor no llena el estómago”, ya lo decía nuestra abuela. Y, de hecho, tenía razón. Si hay un problema que casi siempre hace que el amor huya de casa, se llama “económico”.

“Dicen que cuando el dinero se termina, el amor sale por la ventana”, decía el conductor Renato Cardoso, al lado de su esposa, Cristiane Cardoso, durante un reciente programa “The Love School” (La Escuela del Amor) – transmitido todos los sábados, al mediodía, por Red Record – que abordó el tema “vida amorosa y finanzas”.

Por más que la armonía reine, que el amor exista y la complicidad también, no es nada fácil convivir con las decenas de cuentas que pagar, sumadas a la falta de dinero y a los acreedores golpeando la puerta. Ellos, de hecho, le quitan la paz a cualquiera y, peor aún, llevan a muchas relaciones a la ruina.

“Cuando los sueños de la pareja se convierten en deudas, pocos tienen la madurez y la fuerza para lidiar con eso. Es una ‘sálvese quien pueda’ y cada uno va para su rincón”, agregó Renato.

“Lamentablemente, eso es un hecho. Varias investigaciones muestran que los problemas con el dinero son la segunda mayor causa de divorcios, siendo la mayor causa las traiciones”, dijo Cristiane.

Entonces, ¿qué se puede hacer para resolver el problema (cuando él ya se instaló) o incluso para no permitir que las finanzas desestructuren su relación?

La jefa de redacción de la revista “The Love School” y también autora del libro “Cartera Blindada“, Patrícia Lages (foto de al lado), da consejos prácticos para tener un buen presupuesto familiar. Durante el programa, respondió tres preguntas del telespectador. Verifique:

En mi casa gano más dinero que mi marido: ¿eso me da el derecho de comandar las cuentas?

Eso es algo cada vez más común, solo que antes de saber quién debe o no comandar la casa, es importante entender que el dinero para el hombre está muy ligado a su masculinidad; entonces, el hecho de que usted gane más dinero que su marido ya puede ser un problema si ustedes no saben dosificar eso. Sin embargo, una cosa es importante: es necesario definir quién comandará el dinero de la casa, y no quién, necesariamente, g ana más, sino quién hace una mejor gestión, quién es el mejor administrador y, de preferencia, aquel que es más controlado con el dinero.

Estoy casada hace 5 años y gano dinero extra. Quiero comprar una casa y mi esposa quiere guardar el dinero, ¿cuál sería la mejor opción?

La mejor opción, en realidad, es que ustedes dos se pongan de acuerdo. Ahora, una cosa es cierta: la compra de un inmueble es muy importante, después de todo, en algún lugar ustedes tienen que vivir.

Acabó de llegar a mi casa una carta del Servicio de Protección al Crédito (SPC) diciendo que nuestro nombre está en el Veraz. Mi marido nunca me contó nada. ¿Qué hago?

En ese caso ustedes tienen dos problemas, y el menor de ellos es la deuda en sí, porque cuando usted descubre algo que su marido hizo, o que su esposa hizo, y no lo sabía – lo descubrió a través de una carta que llego a su casa -, lo primero que se le viene a la mente es: “¿qué más me está escondiendo?”, entonces, la relación de confianza de ustedes es quebrantada. Necesitan sentarse, saber por qué fue generada esa deuda, la razón de no haber sido informada de ese problema, y después de que lleguen a un acuerdo, de que uno pueda continuar confiando en el otro, ahí sí tendrán que hacer un plan y enfrentar la deuda. Tendrá que ser un trabajo en equipo, en el que haya confianza de uno hacia el otro.

Buscando una salida

Además del programa y de los consejos y orientaciones dados semanalmente, hay también una reunión especial, llamada Terapia del Amor, que se realiza todos los jueves, a las 16 y 20 hs.

Durante el encuentro, son mencionados temas relacionados a la vida a amorosa y cómo lidiar con ellos.

Las conferencias se realizan en Avenida Corrientes 4070 – Almagro -. La entrada es gratuita y todos son bienvenidos.