Empiece por corregir la postura

Empiece por corregir la postura

Por

Para la columna vertebral eso significa un constante esfuerzo, al que reacciona contrayéndose. Por eso, todos los que trabajan frente a una mesa deben procurar que su área de trabajo no les cause dolores.

Da lo mismo si usted dibuja, escribe a mano o con ordenador: las actividades que se ejecutan sentado provocan, con frecuencia, tensiones. Especialmente resultan afectados los músculos de la nuca y de los hombros. De hecho, las profesiones en que se tiene que permanecer sentado fuerzan la espalda, así como aquellas en las que la persona tiene que agacharse o cargar objetos pesados. Concentrarse demasiado en una tarea o el estrés y el sentarse encorvado o apoyado en un solo lado contribuyen a que las primeras señales de atención se pasen por alto.
Como la situación no se puede cambiar fácilmente durante los días laborables, esfuércese por hacer pausas y compensarlo con paseos largos en el tiempo libre. Lo más importante para evitar el estrés en la oficina es una postura cómoda y adecuada en el área de trabajo, la cual se puede aprender, sin mucho esfuerzo, para tomar medidas preventivas y duraderas.

Puede aprender a sentarse correctamente

Veamos la postura en la silla de la oficina: la zona de los glúteos debe hacer contacto con el respaldo y las corvas tienen que estar aproximadamente a una mano de distancia del borde del asiento. La pelvis debe estar echada un poco hacia delante y la columna dorsal debe mantenerse erguida: ¡así de fácil! Y ahora, a la oficina.

El mejor lugar para trabajar en la oficina

En todas partes puede uno sentarse correctamente, pero con el mobiliario adecuado es más fácil. Por eso, cuide que en la oficina haya un equipo favorable para su columna vertebral. En el caso del escritorio, no son sólo decisivas la altura y la longitud, sino principalmente la anchura, para que la pantalla quede vertical y esté a la distancia adecuada. En cuanto a la silla, la ideal es una con cinco patas con ruedas integradas, así como dotada de un sistema hidráulico para que al sentarse en la posición más baja se evite el choque. El respaldo debe ser móvil, el asiento debe ajustarse a diferentes alturas; asimismo, debe estar levemente inclinado hacia delante y con el canto redondeado. Ayuda una silla con brazos, ya que los antebrazos pueden descansar en ellos y así los hombros se relajan. La silla giratoria se recomienda para quienes cambian de posición constantemente al trabajar.

Sólo resta una cosa: comience hoy mismo a sentarse bien. Practique durante cinco días – en casa y sobre todo en el trabajo- y verá cómo disfruta relajado el descanso de la noche.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games