Ellos eligieron al Dios de los hebreos

Ellos eligieron al Dios de los hebreos

Por

Las diez plagas que vinieron sobre Egipto no provocaron solo destrucción y muerte, como muestra la novela Los Diez Mandamientos, de la Red Record. Las desgracias que alcanzaron al imperio del faraón Ramsés (Sérgio Marone) también llevaron a muchos egipcios a cuestionar sus propias creencias. Y más: algunos decidieron abandonar las divinidades egipcias y se convirtieron al Dios de los hebreos.

El actor Fernando Sampaio, que interpreta al cocinero Gahiji, dice que la convicción del personaje muestra que él decidió elegir el camino que seguiría, a pesar de su crianza según las tradiciones egipcias. “Gahiji siempre honró la profesión y mantuvo la devoción por los dioses egipcios, pero él tuvo un encuentro con el Dios de los hebreos que transformó su vida de verdad. Él fue muy fuerte para romper con sus dogmas y elegir vivir nuevas experiencias”, opina.

Sampaio cree que la decisión de su personaje no fue motivada solo por el miedo de perder a su hijo. “Él estaba muy convencido de la elección que hizo. Gahiji hace una declaración muy fuerte en una escena. Él dice: “Estoy dejando el palacio no solamente porque quiero salvar la vida de mi hijo, sino porque no creo más en nuestros dioses””, cuenta.

En la trama, el cocinero y su hijo Chibale (Júlio Oliveira) decidieron ir a la villa de los hebreos después del anuncio de la décima plaga (la muerte de los primogénitos). Simut (Renato Livera) y Radina (Aisha Jambo) también se refugiaron en el lugar. Así como Caroma (Roberta Santiago) y su hijo, Pepi (Íttalo Paixão), que se salvó de la maldición de los primogénitos.

Divinidades

Las dudas sobre el poder de los dioses de Egipto comenzaron a surgir rápidamente en el comienzo de las plagas y fueron aumentando a medida que el terror avanzaba en el imperio. Por otro lado, los egipcios vieron que la villa de los hebreos permanecía protegida durante los infortunios.

En una de las escenas, Simut le confesó al sacerdote Paser (Giuseppe Oristânio) que no creía más en los dioses egipcios. En el mismo capítulo, Gahiji y el hijo le preguntaron a Moisés (Guilherme Winter) si serían aceptados por el Dios de los hebreos. La respuesta del libertador les dio esperanza a los egipcios: ellos serían aceptados siempre que abandonen el culto a otros dioses y siguiesen las enseñanzas del Señor.

Con los cambios en la vida de Gahiji, Sampaio ahora alienta a que el personaje tenga un romance con la hebrea Leila (Juliana Didone). “Mi deseo es que Gahiji tenga un amor. Y con Leila sería lindo, porque el cariño que uno tiene por el otro ya está consolidado, ellos tienen una gran amistad, complicidad. Sería un regalo”, concluyó.

De perseguidor a predicador

En la Biblia, uno de los ejemplos más distintivos de conversión es el del apóstol Pablo. De origen judío, Pablo – Saulo – era ciudadano romano y sus convicciones lo llevaron a perseguir a los cristianos. Durante una embestida contra los seguidores de Jesús, Pablo tuvo un encuentro que cambió su trayectoria. Él estaba en su camino a Damasco cuando, en un momento, una luz lo rodeó. “Y  cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues.” (Hechos 9:4-5). Los hombres que estaban con él también oyeron la voz. Saulo siguió la orden de entrar en Damasco, donde pasó tres días sin ver, comer ni beber. Jesús ordenó que Ananías encuentre a Pablo. Luego de ser curado y bautizado, él comenzó a seguir y a predicar la Palabra de Dios. Al principio, él se enfrentó a la desconfianza de otros discípulos por causa del cambio radical. Sin embargo, Pablo superó los obstáculos y siguió firme en su misión.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games