El trabajo de la UEC no se detiene

El trabajo de la UEC no se detiene

Por

La alegría desborda de cada voluntario al realizar el trabajo de la UEC, porque están seguros de que, de esta manera, ganan almas para el Reino de Dios.

Con esta seguridad, la UEC de Lanús se dirigió a Villa Jardín, la UEC de Pompeya, a un barrio aledaño de dicha localidad y la UEC de Caseros, al Barrio Derqui. Todos les transmitieron fe y esperanza a las personas de dichos barrios y oraron por ellas. En la oportunidad, también hicieron visitas.