El Templo de Salomón en la recta final

El Templo de Salomón en la recta final

Por

Falta muy poco para la inauguración del Templo de Salomón, en el barrio de Brás, en São Paulo. En estos días que anteceden a la apertura, las visitas ilustres y las reuniones especiales de preparación para la primera Hoguera Santa ya movilizan el lugar de oración, que también ya muestra valorización en el entorno. La expectativa es grande para los miembros de la Universal y para los interesados de otras denominaciones dentro y fuera de Brasil.

El obispo Edir Macedo, en una más de sus constantes visitas a la obra, acompañó de cerca la instalación de las primeras banderas en los mástiles al lado de la terraza que homenajearán a todos los países en donde la Universal está presente. El Jardín de los Olivos también mereció una atención especial del obispo.

Cada etapa de la obra fue acompañada de cerca y evaluada por el obispo Macedo, desde los desafíos enfrentados y vencidos durante la ejecución del trabajo hasta los detalles de seguridad y estructura. Toda la estructura y los artefactos fueron idealizados como en el edificio original de los tiempos bíblicos, con la intención de recordarles a todos la grandeza de Dios y la veracidad de Sus promesas.

Mucho más allá de la Universal

El interés que el Templo de Salomón despierta no se restringe solamente a los miembros de la Universal. Algunos célebres arquitectos paulistas también visitaron la obra para conocer de cerca la tecnología de avanzada empleada. Todos salieron impresionados con la buena ejecución de la obra y su eficiencia, no solo en el aspecto estructural como en relación a los excelentes y bien instalados materiales de calidad, sino también con la eficiente administración de recursos, como la economía de energía eléctrica.

Una de las figuras ilustres al emprendimiento fue Gilberto Kassab, ex alcalde de São Paulo, que ocupaba el cargo cuando la construcción fue iniciada y volvió al lugar para ver la evolución del trabajo, muy cerca de la inauguración. Acompañado por los obispos Marcos Pereira y Domingos Siqueira, Kassab y su comisión se quedaron impresionados con la grandiosidad del Templo, ahora totalmente levantado donde antes había solo un gran cantero de obras, en la ocasión de la primera visita del entonces alcalde de la mayor ciudad del País.

La obra atrae la atención de autoridades no solo de la esfera municipal. La presidente Dilma Rousseff ya confirmó, hace meses, que asistirá a la inauguración, acompañada por diversos miembros del primer escalón de la política nacional, como gobernadores, ministros y senadores, además de alcaldes de otras grandes ciudades.

El Templo moviliza el interés mucho más allá de las fronteras nacionales. La presencia internacional en la inauguración no se limitará a las banderas puestas al lado de la terraza. Los obispos y los representantes de todos los países en donde actúa la Universal estarán en el evento, representando a los fieles de sus respectivas localidades.

La primera Hoguera Santa del Templo

La propuesta de la Hoguera Santa es cambiar radicalmente la vida de los que creen y aplican la fe por medio del sacrificio espiritual y material (vea más aquí).

Hasta hoy, en las campañas anteriores de la Hoguera Santa, los pedidos del pueblo eran llevados a Israel por un representante estadual o del país. Esta vez, ellos serán llevados al Templo de Salomón, el día 19 de julio, por un representante de cada Universal. Los obispos y los pastores de todo el mundo estarán unidos para presentar los pedidos a Dios y pedir la concretización de lo que fue entregado en el Altar. Como dice en la Biblia: “Ahora estarán abiertos Mis ojos, y atentos Mis oídos, a la oración en este lugar.” 2 Crónicas 7:15

Más que un nuevo lugar de oración para todos los pueblos, el Templo de Salomón también representa el inicio de una transformación en la vida de los que se entreguen en las manos de Dios.