El Socioeducativo no se detiene

El Socioeducativo no se detiene

Por

El Grupo Socioeducativo de la Universal llegó hasta los familiares y seres queridos de los jóvenes que se encuentran privados de su libertad y, además, a los que quedaron libres y no saben qué hacer para cambiar sus vidas.

Los familiares de los detenidos pasan por un gran sufrimiento. Muchas veces, sienten la impotencia de ver a sus allegados en esa situación y no poder hacer nada para sacarlos del crimen.

Detrás de cada historia hay traumas del pasado, abusos en la infancia, abandono familiar, depresión, entre otros problemas.

La misión del Grupo Socioeducativo de la Universal en nuestro país es visitar a los jóvenes que están privados de su libertad ambulatoria y darles el apoyo que necesitan. Los voluntarios les brindan asistencia espiritual a través de charlas y mensajes de fe. También son motivados al escuchar historias de otros jóvenes que pasaron por lo mismo y pudieron salir adelante.

En diferentes localidades de la Ciudad de Buenos Aires y del Conurbano, como Grand Bourg, Libertad, La Plata, San Justo y Lomas de Zamora, se entregó mercadería, se brindaron diferentes servicios como atención jurídica, belleza de manos, obras de teatro, canto, corte de pelo, toma de presión, masajes, sorteos, regalos y buffet.

El Grupo Socioeducativo ha brindado una gran contención espiritual a los internos y a sus familiares. Y, a través de sus labores voluntarios, pretende salvar tantas almas como sea posible.

Si desea conocer más acerca de este trabajo, búsquenos en Facebook.