El Señor es la porción de los salvos

El Señor es la porción de los salvos

Por

“El Señor es mi porción —dice mi alma— por eso en Él espero. Bueno es el Señor para los que en Él esperan, para el alma que Le busca. Bueno es esperar en silencio la salvación del Señor”. Lamentaciones de Jeremías 3:24-26