El sello real de Ezequías es encontrado en Jerusalén

El sello real de Ezequías es encontrado en Jerusalén

Por

El rey Ezequías no quiso morir y convenció a Dios de cambiar Su decisión, y vivió 15 años más. Eso sucedió hace casi 2700 años, aproximadamente 698 años antes de que el Señor Jesús naciera.

La pieza (foto) fue descubierta por arqueólogos de la Universidad Hebrea de Jerusalén en las excavaciones que se llevaron a cabo al pie de la muralla sur que rodea la Ciudad Vieja de Jerusalén, en Israel. Es una pieza circular en arcilla, de tan solo 1.27 centímetros de ancho, pero trae consigo una importante fuerza: una prueba científica más  que la Biblia no miente.

En la pieza hay un dibujo de un sol alado y las palabras «Perteneciente a Ezequías (hijo de) Acaz, rey de Judá». Las marcas de finas cuerdas en la parte posterior indican que la pieza estuvo agarrada a otras y los arqueólogos creen que era el sello real que en algún momento cerró un documento firmado por el propio rey Ezequías.

Teniendo en cuenta que, en la época que vivió Ezequías (726-698  antes de Cristo -a. C, aproximadamente), raramente las personas sabían escribir, es posible que el propio rey – el mismo en el que el Señor confió para guiar a Su pueblo – haya firmado la pieza.

Alianza con Dios

La historia del rey Ezequías está descrita en la Biblia en el Segundo Libro de Reyes, entre los capítulos 18 y 20. Allí, vemos que él fue el responsable por desarrollar el reino de Judá económica y diplomáticamente. En aquel periodo, el reino de Israel había sido dominado por Asiria, pero Ezequías no se dejó vencer y, poniendo la fe en acción, resistió a los opresores.

En aquella época, los hijos de Dios habían desvirtuado su creencia y dedicaban las oraciones a varios falsos dioses. Fue el hijo de Acaz quien puso fin a esa práctica y recobró  la alianza con el Señor.

Según explica Eilat Mazar, la mujer que dirige la excavación, «esta es la primera vez que la impresión de un sello de un rey israelita o de Judea salió a la luz en una excavación arqueológica científica».

El sello fue encontrado hace 5 años, pero recién ahora, después de los estudios, se confirmó con la inscripción real de Judá.

¿Le gustó esta noticia? Compártala en las redes sociales.