Él se preparó para el gran día y recibió el Espíritu Santo