El rey David

El rey David

Por

El rey David cometió pecados, entre ellos mandó a matar al marido de una mujer con la que había cometido adulterio. Cuando lo hizo, Dios se alejó de él, pero reconoció su pecado y luego lo confesó. Muchos no lo hacen y culpan al resto, pero el rey se humilló. Usted puede haber sido la peor persona de este mundo, pero cuando reconoce sus errores, los confiesa y se arrepiente; la sangre de Jesús borra sus pecados y lo convierte en una nueva criatura. No hay nadie que pueda impedir que usted sea perdonado.

Tenga en cuenta que, después de pecar y perder, David no le pidió a Dios que le devolviera el palacio, volver a sentarse en el trono; sino que en la Biblia muestra que pidió tres cosas:

1-“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.” (Salmos 51:10 LBLA).

2-“No me eches de Tu pre-sencia, y no quites de mí Tu Santo Espíritu.” (Salmos 51:11 LBLA).

3-“Restitúyeme el gozo de Tu salvación, y sostenme con un espíritu de poder.” (Salmos 51:12 LBLA).

Él no estaba preocupado por conservar las cosas materiales, por eso Dios lo perdonó. Así también, el Espíritu Santo y la Salvación son las cosas más importantes que puede tener en su vida. Si usted se entrega, se rinde al Señor, Él le da una oportunidad. Esa es la propuesta de la Hoguera San-ta, podrá ser bautizado con Su Espíritu y si ya lo tiene, puede alcanzar la felicidad completa, arreglar su vida. Él es la clave para el éxito, piense en eso.

Aprenda más sobre la vida espiritual, este domingo a las 7 y principalmente a las 9:30 h en Av. Corrientes 4070 – Almagro o en la Universal más cercana a usted.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al 5252-4070.