El refrigerio de Dios llega a los fieles suizos

Por

La Universal continúa extendiéndose en todo el mundo. Recientemente, se inauguró un Centro de Ayuda Espiritual más, esta vez en la ciudad de Sion, Suiza, país situado en el continente europeo. Fue un día de mucha alegría para los fieles suizos.

La reunión inaugural, celebrada por el obispo Eduardo Bravo, comenzó con un gran número de bendiciones. En el momento de la consagración del lugar, el obispo recordó lo que Dios dijo sobre el Templo de Salomón:

“Ahora estarán abiertos Mis ojos y atentos Mis oídos a la oración en este lugar; porque ahora he elegido y santificado esta casa, para que esté en ella Mi nombre para siempre; y Mis ojos y Mi corazón estarán ahí para siempre.” 2 Crónicas 7:15-16

El obispo Eduardo citó el ejemplo de Abraham que, a pesar de su avanzada edad, creyó en lo invisible y obedeció la voz de Dios.

“Pero el Señor había dicho a Abraham: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.” Génesis 12:1

De acuerdo con el obispo, nosotros también debemos vivir como Abraham, de fe en fe.

La ocasión quedó marcada por las muchas vidas tocadas por el poder de Dios. Al final del encuentro, se realizó una oración para las personas que deseaban renovar  sus vidas.

El nuevo Centro de Ayuda Espiritual de Suiza está ubicado en la calle Cedar, 24 -1950, ciudad de Sion, a menos de 160 km de la capital suiza, Berna.