El que perdona, no el que daña, es el que vence

El que perdona, no el que daña, es el que vence

Por

Una de las mayores dificultades de las personas, actualmente, además de PEDIR perdón, es ceder el perdón.

Pero la verdad es que el resentimiento solo genera perjuicios a la misma persona que lo carga (Mateo 6:9). La persona queda presa al pasado, constantemente recuerda el mismo dolor y sufre a raíz de esto, sintiéndose cargada y sin paz.

¿Te encuentras en esta situación? ¿Quieres liberarte de ese peso pero no sabes cómo hacerlo? Escucha el audio arriba (9 min.).