El perdón es la clave

El perdón es la clave

Por

perdon-2809El sueño de cualquier jugador de fútbol es ganar un Mundial con su Selección. Si no lo logra, el sueño es, al menos, poder estar presente entre los 23 jugadores que representan a su país cada cuatro años en la Copa del Mundo. Radamel Falcao, delantero colombiano, estaba atravesando uno de los mejores momentos de su carrera cuando una lesión en su rodilla izquierda destrozó sus sueños.

Que Radamel esté presente en el Mundial es una decisión que pende de un hilo, ya que su recuperación le llevará un tiempo estimado de 4 a 6 meses. Se estaría recuperado justo para el inicio del Mundial.

Aun así, lo que más llamó la atención en el ámbito del fútbol es que Falcao, a través de su cuenta oficial de Twitter, le envió un mensaje a Soner Ertek, el rival que le produjo la rotura del ligamento cruzado.

“Soner Ertek gracias por tus mensajes. No te culpes por lo sucedido, son accidentes del fútbol”, escribió el colombiano.

Es de público conocimiento que Falcao es cristiano, desde los 6 años empezó a destacarse en los equipos en los que jugaba. Compaginaba sus estudios con su pasión por el deporte, pero nunca dejó de lado su fe, como declaró en una revista: “a Jesús lo conocí desde muy chico porque mi mamá siempre me enseñó y me crió con valores cristianos, me inculcó el amar y seguir a Jesucristo”.

Falcao se aferró más a Dios cuando jugó en 2005 en River, donde tuvo una lesión muy grave al romperse el ligamento cruzado anterior y el menisco en la rodilla derecha. Ese momento le cambio la vida y estuvo 10 meses sin jugar. En ese tiempo tocó fondo, aprovechó para reflexionar, se afianzó aún más en Dios para usar su fe, se recuperó y logró ser la estrella que es hoy en día.

“Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.”, (Mateo 18:21-22). El perdón es clave a la hora de dejar el pasado atrás y avanzar hacia una vida plena y es lo que pone en práctica Falcao una vez más.

[fotos foto=”Thinkstock – El Universal”]