El orgullo puede ser la raíz que ha mantenido su vida seca

El orgullo puede ser la raíz  que ha mantenido su vida seca

Por

Cristiane Cardoso enseña que uno de los motivos de la caída del rey David  fue la raíz maligna de pensar que merecería equivocarse

Hacer que las personas descubran el motivo por el cual, año tras año, los problemas permanecen es el principal objetivo del evento “Corte la Raíz”, que se lleva a cabo en la Iglesia Universal del Reino de Dios. Hasta el 13 de noviembre, por medio de mensajes bíblicos, obispos y pastores van a enseñar a cada participante a descubrir, por sí sólo, cuales son las raíces negativas escondidas dentro del corazón y qué hacer para arrancarlas definitivamente. De lo contrario, cualquier esfuerzo hecho para conquistar una vida de calidad será en vano.

Uno de los primeros pasos para descubrir la raíz mala es reconocer que ésta se presenta. A continuación, vea algunos de los sentimientos que caracterizan su permanencia dentro de una persona:

1. Enojo

2. Orgullo

3. Pereza

4. Avaricia

5. Envidia

6. Lujuria

7. Gula

8. Egoísmo

9. Miedo

10. Hipocresía

En su blog, Cristiane Cardoso da el ejemplo del rey David que, por no darse cuenta de la raíz del mal que había dentro suyo, cayó en tentación. “Un bello día, cuando él había decidido quedarse en su casa a descansar un poquito de tantas luchas y victorias; en realidad, había una intención escondida, tal vez incluso de él mismo.

¿Vio, ese sentimiento de que usted ya hizo mucho, conquistó mucho, y que merece algo que otros -que no hicieron lo mismo- no tienen? Bien, ese sentimiento viene de un corazón corrupto, cuando todo está yendo bien. Como si el bien que usted hace siempre tiene que ser compensado con un mal”, señala la escritora.

Toda la historia está relatada en el libro de 2º Samuel, capítulo 11, donde muestra que como consecuencia del sentimiento, el rey terminó viendo a Betsabé y, aún sabiendo que era casada deseó tenerla, se acostó con ella y la dejó embarazada. De ese error salieron varias raíces malas y también frutos malos.

“La raíz estaba en pensar que merecía equivocarse. Si usted no descubre su raíz mala, un día también llegará al punto de hacer algo que saldrá completamente de su carácter”, enseña Cristiane.

¿Y usted? ¿ya identificó la raíz que necesita cortar?

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games