El mal olor de los pies y el calzado

El mal olor de los pies y el calzado

Por

1

El mal olor a pies nos ha afectado a todos alguna vez, algunos más, otros menos, pero nadie esta libre de padecer alguna afección a los pies. Siendo así, lo interesante es hacer algo al respecto y combatirlo, ya que el que se queda con el problema nunca dejará de ruborizarse cuando le toque desabrocharse los cordones y sacarse el calzado.

¿Qué es el olor a pies?

La podobromhidrosis es el nombre científico de cuando huelen los pies. La causa es la descomposición bacteriana del sudor mezclada con la grasa de las glándulas sudoríparas, que producen que se desprenda ese olor a queso en descomposición tan característico de quienes sufren de este problema. Hay que destacar que el ambiente en el que se produce el cultivo de los hongos y bacterias es muy propicio, un lugar oscuro, con calor, húmedo y con poca ventilación. Las infecciones micóticas -hongos- se ubican de preferencia entre los dedos, bajo y sobre las uñas y, junto a las bacterias son responsables del mal olor de los pies.

 

Más causas

El mal olor de pies puede indicar que algo no está funcionando correctamente en nuestro organismo. Debemos ser conscientes que puede haber varias causas que lo provoquen:

– Un calzado inapropiado para la estación. El abuso de un mismo calzado o un calzado fabricado con materiales que no favorezcan la transpiración.

– El estrés potencia una excesiva sudoración favoreciendo el mal olor de pies.

– La presencia de hongos o cualquier tipo de bacterias. Estos casos se producen con más frecuencia durante el verano con la asistencia a piscinas y playas, excelente lugar de cultivo para este tipo de patologías.

– El olor en los pies igualmente es debido a alteraciones de tipo hormonal, reacción a determinados medicamentos o por problemas con el metabolismo.

Solución al mal olor de pies

El mal olor de pies tiene solución siguiendo esta guía de consejos o remedios caseros contra el mal olor de pies, no obstante se recomienda visitar al dermatólogo.

– Utilizar un calzado que permita la transpiración del pie -lona de algodón y piel- y evitar productos sintéticos en zapatos y calcetines evita el mal olor de pies.

– Alternar calzado es fundamental para luchar contra el mal olor de pies. Procurar, en la medida de lo posible, evitar repetir el mismo zapato dos días seguidos, para ello se recomienda alternar con otro par. Evidentemente no se debe utilizar el mismo calzado toda la semana.

– Utilizar sandalias en las piscinas y duchas públicas.

– Mantener una higiene extrema en los pies, se deben lavar cuidadosamente los pies todos los días, secándolos concienzudamente.

– Un popular remedio casero contra el mal olor de pies, es lavarlos con agua y un chorro de vinagre o té frio.

– Aplicar productos como desodorantes y talco en pies y calzado ayuda a evitar el mal olor en los pies.

– Por último, es recomendable andar descalzo otorgando “libertad al pie”. Este es uno de los sistemas naturales más eficaces a la hora de mejorar los niveles de energía y la salud del pie y evitar su mal olor.