El libro “Matrimonio Blindado” promueve el autoconocimiento

El libro “Matrimonio Blindado” promueve el autoconocimiento

Por

Fin del expediente… Luci estaba exhausta.

Lo único que quería era llegar a casa.

Mira el reloj y se da cuenta de que su esposo está atrasado. Le había prometido ir a buscarla al trabajo a las 10 de la noche. Ya eran las 10:30 y no tenía noticias.

Suena el celular.

– ¡No puede ser! ¿No me vas a venir a buscar?

– ¡Está bien, está bien! ¡Ya sé que no puedo contar contigo “definitivamente” para nada!

Le corta en la “cara”.

Al llegar a casa encuentra todo revuelto. Ve los platos para lavar y a su marido sentado en el sofá. Y todavía tiene que preparar la cena.

Es el final. Luci explota. Tira al piso todo lo que encuentra a su paso.

Está furiosa.

El equipaje

La esteticista Lucinete Correa Alencar, de 36 años, es el personaje de esta historia real, está casada hace casi 5 años – ya que se cumplirán en octubre.

Luci, como le gusta que la llamen, nunca se quiso casar. Pensaba que el matrimonio no era para ella. Su padre siempre estuvo ausente. A los 6 años presenciaba las agresiones que sufría su madre. Él tenía el vicio del juego y el alcohol, llegaba alcoholizado y golpeaba a su esposa hasta dejarla llena de moretones.

Llegó el divorcio.

Su madre se casó nuevamente, pero las escenas de agresión continuaron. El nuevo compañero también la golpeaba.

Luci no quería esa vida.

El tiempo pasó y conoció a su futuro esposo. Después de 3 meses de noviazgo decidieron casarse.

“Al principio, él era un príncipe. Hasta me traía el desayuno a la cama”, recuerda.

Pero Luci era muy exigente, era muy dura con él. “Parece que existía un bloqueo. Creo que tenía miedo de pasar por lo mismo que mi madre. Las cosas tenían que ser a mi manera”, enfatiza.

Nadie puede vivir con el pasado a cuestas. Sin embargo, no es posible que la persona se libre de su pasado al igual que se deshace de un par de zapatos viejos. Forma parte de su existencia humana. La personalidad está moldeada según las experiencias vividas a lo largo de la vida, sumadas a la crianza y a los valores que recibimos de nuestros padres. A eso se le llama “equipaje”.

Cuando dos personas se casan, llevan consigo todo lo que acumularon a lo largo de la vida – un trauma de la infancia, una inseguridad, carencias, miedo, complejo de inferioridad-. Quien no logra lidiar con todo eso corre el riesgo de dañar seriamente su matrimonio.

La barrera

El padre era la única referencia de marido que tenía Luci. Agresivo, ausente, irresponsable y frío. Por ese motivo –  y por no saber lidiar con los “fantasmas” del pasado -, creó una barrera invisible entre ella y su esposo.

Como resultado, poco a poco, él dejó de agradarla como lo hacía al principio.

Las discusiones eran constantes, incluso por cuestiones financieras. Él era muy egoísta, no pensaba en ella, y eso la disgustaba.

Y, al igual que un ciclo sin fin, ella no lo respetaba al no entender su papel de auxiliadora. Ella pensaba que él, por ser el hombre de la casa, tenía la obligación de proveer el sustento y que, por lo tanto, ella no tenía la obligación de ayudarlo económicamente.

Generalmente existe una razón principal por la cual muchas personas son infelices en el matrimonio. Algunos podrán alegar incompatibilidad de genio, falta de diálogo, diferencia de opiniones, etc. Pero todo eso se resume en una sola cosa: obstinación.

La persona terca insiste en algo que no funciona. Sigue actuando de la misma forma aun sabiendo que eso está destruyendo la relación, lo hace porque quiere que su compañero “aguante” su forma de ser.

Luci actuaba así como autodefensa.

Ella se dio cuenta a tiempo, de que si continuaba con su corazón endurecido, terminaría prisionera de las murallas que ella misma levantó.

Al leer el libro “Matrimonio Blindado” se dio cuenta de todo y, finalmente, ablandó su corazón.

 Libro del año

El bestseller Matrimonio Blindado – su matrimonio a prueba de divorcio“, del matrimonio Cristiane y Renato Cardoso, recibió el Premio Areté de la Asociación de Editores Cristianos, en las categorías “Libro del Año” y “Matrimonio/Familia – Nacional” – entregado a Omar Souza, director editorial/publisher de Thomas Nelson Brasil ( foto) y a Julio Carvalho, gerente comercial de la editorial, la cual lanzó el libro en Brasil – y está entre los más vendidos del país, en la categoría de autoayuda. La obra ya vendió 900 mil ejemplares y fue lanzado en diferentes países (Argentina, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Chile y España) además de ser traducido a varios idiomas.

Como Luci, matrimonios en todo el mundo, no sólo leyeron, sino que aplicaron las enseñanzas de la obra y han experimentado grandes transformaciones en su relación.

En una breve visita a la página del libro en Facebook es posible encontrar diversos testimonios relatando los resultados alcanzados, lo que da una idea del impacto positivo que provocó en la vida de sus lectores.

Autoconocimiento

El reconocimiento a través del mencionado premio llegó porque, además de ayudar a matrimonios, la obra promueve el autoconocimiento, como en el caso de Luci, quien pudo evaluar cómo estaba actuando con su marido: el miedo de pasar por lo que había pasado su mamá, las exigencias hacia su esposo, el mal humor.

Luci aprendió a relevarle a su marido las cosas que la enojaban, pero que, frente a todo lo que la relación representa para ella, se volvían insignificantes. Desde entonces, ella decidió que dejaría de hacer problemas de cosas tan pequeñas.

Si él la llama para decirle que no puede ir a buscarla al trabajo, ella lo comprende y no protesta más – una situación muy diferente a la de antes.

“Entendí que necesitaba ser más tolerante. Aprendí a ceder. Aprendí a resolver  mis problemas dentro de casa. Aprendí a sentarme con él y conversar, a hablar de lo que siento sin pelearme, sin discutir. Dejo que se me pase el enojo y más tarde, en otro momento, le digo: ‘Amor, ¿recuerdas ese día? No me gustó lo que hiciste. ¿Podrías mejorarlo?’. Así las cosas fluyen mucho mejor. También asumí mi papel de auxiliadora y comprendí que necesitaba ayudarlo para que pudiéramos conquistar nuestras cosas. Comencé a hacer eso a tal punto que, logramos comprar nuestra casa y nuestro auto”, destaca.

Para Luci, la transformación se lleva a cabo hace 1 año, cuando “ahondó” en el libro. “Desde entonces vivo un nuevo matrimonio. Hoy sé lo que quiero, ahora hago de todo para que mi relación vaya hacia adelante”.

Su cambio también provocó cambios significativos en su marido.

“Antes, si le pedía a mi marido que hiciera algo, no lo hacía. Ahora, me ayuda. Comenzó a hacer otra vez cosas que él hacía al principio de nuestro matrimonio, pero que con el tiempo fue dejando de lado. Una vez, viajé a la casa de mi madre y cuando regresé me esperó con una caja de bombones. Me di cuenta que había sentido mi falta, y eso fue muy lindo.”

El libro de Luci fue un regalo de una cliente y ahora se lo recomienda a otras personas: “Este libro me ayudó mucho. Cuando sucede algo, si tengo alguna duda, corro hacia el libro. Voy a comprar dos para regalarles a amigas que se van a casar. El libro no me dio consejos solo para el matrimonio, además me hizo entender mi pasado. Parece que hubiera sido hecho para mí”.