“Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.” (Lucas 18:27)

“Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.” (Lucas 18:27)

Por

“Mi tía iba a quedar inválida”

Carmen: “Haciendo la Cadena de los Casos Imposibles logré un milagro. Tenía una tía que estaba muy enferma, los médicos le habían dicho que iba a quedar inválida. Todo se generó porque tenía un problema muy severo en la columna.

Participé de las reuniones, perseveré y oré por ella, hice un propósito porque creía que podía ser curada. Hasta que, a los días, mi prima me llama, y me dice que los médicos revaluaron el caso de mi tía, la operaron y fue un éxito, mi tía hoy está bien y feliz”.

“Sufrí hernia y artritis durante 20 años”

Ester: “Yo tenía hernia de disco y artritis hacía más de 20 años. Pero se agravó porque me apareció la hernia en la cuarta, quinta y sexta vértebra. Los médicos me dijeron que si me operaba, quedaba en silla de ruedas.

Vi el programa de la TV, decidí ir caminando a la Iglesia. Empecé a perseverar en los Casos Imposibles. Fue difícil, porque cada vez que venía, surgían más problemas, pero me tenía que sanar. Gracias a Dios me curé de la artrosis y no me tuve que operar de la hernia de disco”.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico, como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.

Si usted tiene un imposible en su vida o en la de algún ser querido, acérquese a participar de la reunión de los Casos Imposibles este sábado a las 7, 9, 20 y especialmente a las 15 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.