El lado oscuro de la piratería

El lado oscuro de la piratería

Por

El lado nada bueno que provoca la piratería en nuestra sociedad

La consultora IDC dio a conocer un informe sobre la actividad pirata en la Argentina que mostró cifras preocupantes para el sector.

De acuerdo al estudio, el 72% de los programas de software que se utilizan en el país son ilegales, lo que representa pérdidas anuales cercanas a los 438 millones de dólares, según señaló la Business Software Alliance (BSA).

Esta entidad es la defensora de la industria de software privado y en su explicación señaló que la “piratería ya es un problema nacional que debe identificarse como prioritario y los argentinos debemos generar una lucha frontal”.

Para eso destacan la importancia de la educación, la aplicación de las leyes y el ejemplo “si queremos realmente generar bienestar socioeconómico”, señalaron desde la institución.

Según la BSA, si la piratería de programas de software se redujera un 10 por ciento, se podrían generar 4.400 nuevos empleos aproximadamente, generando 949 millones de dólares adicionales en ventas a nivel mundial.

El Observatorio Iberoamericano de Derechos de Autor reveló que las industrias que gozan de este tipo de protección tienen un impacto positivo en el crecimiento económico de los países del Mercosur.

Representan una suma que oscila entre el 2% y el 6% del PBI, generando entre el 3% y 5% del total del empleo de cada uno de los territorios donde se midió la influencia de este sector.

La piratería en la Argentina preocupa a EE. UU. 

Los EEUU reconocieron, no obstante, que la Argentina realizo durante 2011 “algunos progresos” en la lucha contra la piratería.

Canadá, Chile, Venezuela, Brasil, China y demás naciones forman parte de la “lista de vigilancia prioritaria” del Departamento de Comercio norteamericano a causa de los pocos esfuerzos por combatir la violación de los derechos de propiedad intelectual.

“Estos países serán objeto de compromisos bilaterales durante el próximo año”, dijeron autoridades norteamericanas.

“El informe de este año es más significativo que nunca en vista de las recientes cifras del gobierno norteamericano que muestran que las industrias intensivas en el uso de propiedad intelectual apoyan hasta 40 millones de empleos en los EEUU y hasta el 60% de las exportaciones del país”, dijo en un comunicado el representante comercial, Ron Kirk.

Esta lista no conlleva la amenaza de sanciones, pero apunta a avergonzar a los gobiernos para impulsarlos a combatir la piratería y a actualizar sus leyes de protección de la propiedad intelectual.

Rusia integró la lista por decimosexto año consecutivo, según estadísticas de la Alianza Internacional de Propiedad intelectual, un grupo empresarial de los EEUU. Por su parte, China hace ocho años que aparece en la lista y desde fines de la década de 1990 está sujeta a una supervisión especial en el marco de la Sección 306 de la ley comercial norteamericana.