El evento en Moldavia muestra la fuerza de la Universal

El evento en Moldavia muestra la fuerza de la Universal

Por

La Universal aprovechó el viernes precedente a la Pascua para reforzar la idea de que solamente la fe inteligente es capaz de cambiar la vida de las personas. En Chisináu, capital de Moldavia, un evento especial reunió aproximadamente a 500 personas, quienes recordaron y reflexionaron sobre el mensaje transmitido por Jesús, hace más de 2000 años atrás.
“El cambio principal que debe suceder en la vida de todas las personas es el cambio interior, el cambio de pensamiento”, aclaró el responsable por la evangelización, el pastor Luciano Silva. “Y esa transformación solo es posible cuando existe un encuentro con Dios.”

La Universal llegó a Moldavia en noviembre de 2010, incentivada por el exitoso trabajo en otros países de Europa Oriental como Ucrania. Con un templo y un núcleo, los evangelizadores se han dedicado a llevar la Palabra y a propagar el uso de la fe inteligente entre los habitantes.

“Muchos piensan que la mayor dificultad es el idioma o el riguroso invierno del este europeo, pero no lo es”, cuenta el pastor Luciano. “La mayor dificultad es romper las barreras de la religión, de las tradiciones ortodoxas y de la mentalidad de un pueblo considerado el más pobre de Europa. Todo eso hace que las personas sean muy negativas.”

La religión predominante en Moldavia es la Ortodoxa, lo que acarrea cierto prejuicio respecto a la Universal. Para revertir esa situación, los evangelizadores se dedican vorazmente al trabajo social. Las visitas a orfanatos y hospitales, la donación de alimentos y la orientación de niños, adolescentes y jóvenes son constantes.

Constantin Lascu, de 23 años, es uno de los jóvenes que logró la transformación de su vida después de conocer la Universal. Siendo más chico, Constantin era extremadamente agresivo. El vicio del alcohol y las drogas ilícitas destruía su vida día tras día, y no lograba ver una forma de librarse de esos problemas.

“Fue cuando conocí la Universal”, afirma. “Hoy, soy un muchacho feliz. Encontré la solución en el Señor Jesús, tengo una vida sentimental bendecida y trabajo por cuenta propia.”

El apoyo y la orientación recibida para que el joven sea libre de sus vicios hoy es retransmitida a quien se encuentra en la misma situación. “Tengo el placer de llevarles a otras personas la oportunidad de que cambien sus vidas, de la misma forma que me la trajeron a mí.”

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games