El desafío de mirarse a sí misma

El desafío de mirarse a sí misma

Por

¿Te pasó que tuviste una reacción que te hizo pensar: “¡Esta no soy yo!”, o alguna vez dijiste o hiciste algo y no te reconociste?

Muchas mujeres piensan que se conocen, sin embargo, en la mayoría de los casos no es así.

En un mundo caracterizado por una búsqueda intensa por el conocimiento, se vive sin mirar hacia nuestro interior, sin procurar saber sobre una misma. Y es ahí donde radica el problema, porque cuando no hay un conocimiento de lo que hay en el interior, será imposible resolver, corregir y cambiar.

Es difícil luchar con lo desconocido. Por eso, los problemas muchas veces aumentan y se produce el efecto “bola de nieve”.

El Proyecto Rahab, por medio del Curso de Autoconocimiento, propone ayudar a las mujeres a conocerse mejor. Durante cinco semanas, en cada clase, cada una aprende a mirarse dentro de sí y descubrir lo que hace tanto tiempo estaba oculto. Aprenden a tener el control de sus emociones, resaltar sus puntos positivos, además de vencer traumas y sentimientos causados por malas experiencias.

Un curso totalmente gratuito que te servirá de auxilio en toda tu vida.

Llegó la hora de conocerse, de vencer los miedos, superar el pasado y tornarse una mujer fuerte. El Curso inicia el martes 14 de enero a las 19 h. en Av. Corrientes 4070, Almagro. También se realizará en Rosario, Mendoza, San Luis y San Juan.

“Aprendí a no guardar mis lágrimas”

Melina Salías de La Plata realizó el Curso de Autoconocimiento y contó su experiencia: “Aprendí a mirarme a mí misma, a conocerme, a reconocer mis errores, mis traumas del pasado, para poder vencerlos. Pude entender por qué reaccionaba de determinada manera ante una situación y me ayudó a darme cuenta que, muy en el fondo, tenía heridas, traumas escondidos, que intentaba esconder. Incluso, no quería hablar de ellos, porque me hacía mal recordarlos. Aprendí a no guardar mis lágrimas, ya que no lloraba. Mis padres me habían criado así, estaba prohibido llorar en mi familia. Por eso, me guardaba todo hasta que no daba más. Creía que podía todo sola. Pensaba que, por haber sido abusada, todos los hombres eran iguales. Pero en estas cinco charlas, Dios me ayudó a curar mi interior para convertirme en una nueva mujer.”

Para más información:
www.proyectorahab.com
E-mail: [email protected]
Seguinos en Instagram como @proyectorahabargentina
TEL: 11 4167-5061

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games