El color de la atracción

El color de la atracción

Por

Según un estudio conjunto entre universidades de Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y China, las mujeres son más atraídas por hombres con prendas de vestir rojas, en comparación con otros colores. La curiosa y un tanto extraña investigación fue publicada en el Diario de Psicología Experimental, de la Asociación Psicológica Americana, la APA.

“El rojo está típicamente pensado como un color sexy cuando lo usan las mujeres”, dice el psicólogo Andrew Elliott, de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos. “Mientras que, los datos que encontramos sugieren que eso también funciona para los hombres.”

Inicialmente, las mujeres y hombres que se sometieron a las pruebas analizaron una foto en blanco y negro, con otra a color de un hombre usando una camisa polo, con partes en rojo y blanco. Se les hicieron tres preguntas: “¿Cuán atractiva es esta persona para usted?”; “¿Cuán agradable le parece esta persona?” y “Si lo encontrara personalmente, ¿pensaría que es atractiva?”.

Las fotos con partes rojas despertaron el interés solamente de las mujeres.

Otra experiencia a la que se sometió a los entrevistados fue fotos en colores. En una de ellas, un hombre con una camisa verde y, en la otra, con una roja. Nuevamente, la de color rojo, fue la elegida.

Aunque el rojo tenga significados distintos en relación a las diferentes culturas, la preferencia por el rojo prevaleció en el estudio realizado, independientemente del país en que fue realizado.

En otra prueba, mujeres también encontraron que hombres vestidos de rojo, vistos en fotos, parecían más exitosos que los que vestían de azul, además de ser más atractivos  sexualmente. Según los autores, el deseo sexual puede tener un fuerte lazo con el estatus.

Los autores citan que, en algunas especies animales y en la humana, las hembras son “extremadamente sensibles a detectar y decodificar los cambios que el flujo sanguíneo causa en la cara” y por lo tanto, más sensibles a los estímulos del rojo, aunque sea inconscientemente.

“Un hombre que viste de rojo puede llegar a sentirse más dominante, lo que influencia su autoconfianza, su comportamiento y puede impresionar a las mujeres”, revela el estudio.

Un hombre decidido debe atraer la atención del sexo opuesto usando cualquier color, claro, a pesar de las propiedades atribuidas al rojo. Un buen carácter continúa valiendo más que un buen suéter de cualquier color. Que nadie piense que vestir una prenda roja va a transformar a cualquier sujeto en un poderoso imán de mujeres. En todo caso, el estudio es curioso, aunque hable de un sentimiento un tanto primario, si analizamos todos los demás factores que hacen a una persona realmente interesante – y subjetivamente.