El burrito

El burrito

Por

El Obispo Macedo en su blog se refiere a lo importante que es entender lo dependientes que somos del Señor Jesús. Además de lo valioso de la humildad: “Cierto día un burrito llegó a su casa muy contento y le comentó a su madre:

– Hoy estuve en la ciudad y, mientras caminaba una gran multitud gritaba con alegría, muchos extendían mantos y ramas de palmeras por donde yo pasaba, una enorme fiesta fue hecha para mí.

Su madre, una experimentada burra, quedó intrigada con la narración de su hijo, y le preguntó:

– Hijo mío, ¿estabas cargando a alguien cuando entraste a esa ciudad?

Y el burrito respondió:

– Sí, llevaba a un Hombre llamado Jesucristo, pero estoy seguro de que las personas no hicieron tamaña fiesta por Él, todo eso fue por mí.

Entonces su madre le dio al burrito una idea:

– Hijo, vuelve a esa ciudad solo, vamos a ver cómo te van a recibir las personas.

Un día, caminando por los alrededores de aquella ciudad, el burrito decidió entrar solo, pero, al pasar por las calles, las personas comenzaron a maltratarlo, llegaron incluso a golpearlo y después lo expulsaron.

El pobre animal, volvió a su casa devastado, le contó a su madre la triste decepción que había tenido.

– Mamá, entré a la ciudad y no hubo alegría. Fui maltratado y expulsado. ¿Por qué me sucedió eso?

Y su madre respondió:

– Querido hijo, sé más humilde y entiende la siguiente lección: sin Jesucristo no pasas de ser un simple burrito…

Dijo Jesús:

‘Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.’, (Juan 15:5)”

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games