El apóstol Bartolomé: un misionero

El apóstol Bartolomé: un misionero

Por

Poco mencionado en la Biblia, pero muy usado por Dios

Bartolomé es un apóstol de quien poco se habló y se sabe poco, pero está en la lista de los 12 que acompañaban al Señor Jesús (Mateo 10:2-3). Hay algunos estudios que lo citan por su sobrenombre Natanael, como lo llamaba el apóstol Juan (Juan 1:45).

Uno de los pocos pasajes que citan a Bartolomé es en el que Felipe (también apóstol)  despertó su atención al referirse a Jesús como “Aquél de quien escribió Moisés en la ley” (Juan 1:45). Natanael, por su parte, dudó inmediatamente “que algo bueno viniera de Nazaret”…

Muchas veces dudamos de alguien solo por un prejuicio o una idea equivocada del lugar de donde vive la persona o de donde nació. ¿Cuántas personas de buenas cualidades nacieron en lugares humildes, pero tienen un carácter digno?

En este caso, Natanael es un ejemplo de lo que no debemos ser: prejuiciosos. Él rotuló justamente, a una persona que tenía el carácter de Dios, sin saber siquiera quién era Él (Juan 1:46).

Juzgar

El comentario de Bartolomé fue un caso de prejuicio puro, ya que al minuto siguiente, identificó a Jesús como una persona sin fraude, es decir, sin culpa de nada (Juan 1:47). Encima Natanael le pregunta a Jesús de dónde lo conoce y el Maestro le responde: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi..” (Juan 1:48) En ese instante, Natanael se convierte verdaderamente,  se dio cuenta que estaba delante del Hijo de Dios (Juan 1:49) y reconoce que fue injusto al juzgarlo.

¿Cuántas veces pasamos por situaciones que nos fuerzan a ver nuestro error? Somos tan incrédulos que es necesario que las evidencias sean claras, al igual que cuando Jesús dijo que conocía a Natanael desde que lo había visto debajo de aquella higuera…

Por lo tanto, recién después de comprobar que estaba delante del Señor Jesús, se convirtió en un misionero. Los historiadores registran que él predicó el cristianismo incluso en India, y murió  despellejado en Albanópolis, actual Derbent (la ciudad rusa más antigua, ubicada al sur de Rusia)

Natanel fue un ejemplo para enseñar que no debemos ser prejuiciosos con respecto a nada y a nadie. Pero también fue un ejemplo de coraje porque creyó en Dios y llevó su Verdad a otras tierras. No tuvo miedo a lo que ocurriría; predicó sin ataduras y sin los prejuicios que antes estaban latentes en su proceder.

Que seamos libres de todo prejuicio incorrecto sobre la gente, de donde puede venir ayuda o el inicio de una nueva trayectoria de vida.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games