Duda de un internauta

Duda de un internauta

Por

Un amigo traicionó a su esposa por internet y pide ayuda para reconquistarla.

Obispo, estoy viviendo días terribles en mi matrimonio, el pasado 16 de junio cumplimos 9 años de casados. Hace 5 meses, mi esposa descubrió que yo me vinculaba con otras mujeres a través de internet, pero aunque  ella dice que me perdonó hemos vivido como dos desconocidos. Necesito ayuda. No sé qué hacer para reconquistarla, porque yo la amo y no se vivir sin ella. Por favor ayúdeme!

Respuesta

Fíjese bien mi amigo… a qué punto una actitud equivocada puede transformar una vida, en fin, un vínculo de 9 años.

Amigo, nuestras actitudes son dirigidas por nuestra mente,  por lo tanto, si nuestros pensamientos están sucios, inevitablemente seremos llevados a cometer actos impuros, pecaminosos y nos van a comprometer.

Yo creo que  su esposa lo ama y realmente lo perdonó, pero esa “marquita” de traición por el pecado que usted cometió no sale tan fácilmente como le gustaría.

Usted dice que la ama mucho y que no sabe vivir sin ella, pero dedicaba una buena parte de su tiempo vinculándose con otras mujeres a través de internet…Imagine si ella hubiera tenido ese comportamiento… ¿Cuál hubiera sido su reacción?

La ayuda que podemos darle es que se vuelva a Dios para poder liberarse de este tipo de opresión que lo domina y con Él llegar a desintoxicar su mente de los pensamientos que solo van a llevarlo a la derrota y al fracaso. De esta manera usted podrá realmente ser ese marido del que su mujer se enamoró, incluso ser mucho mejor.

Obviamente su esposa quedó dolida y para reconquistarla, necesita probar que quiere cambiar y que está luchando para ser, de hecho, otra persona.

Pero usted precisa ayuda espiritual, porque sólo no va a lograr vencer las fuerzas del mal que están actuado en su vida. La palabra de Dios dice:Deléitate asimismo en el Señor y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda al Señor tu camino, confía en él y él hará.” (Salmo37.4-5) ¡Siga adelante! Y tome la decisión más importante de su vida y Dios estará con Usted.