Duda de un internauta: Talentos

Duda de un internauta: Talentos

Por

Obispo, mi nombre es Eduardo, tengo 30 años y hace mucho tiempo que estoy en el mercado laboral. Sin embargo, tengo una duda, cuando la Biblia habla sobre los talentos, ¿a qué tipo de talentos se refiere? Se refiere a las profesiones en general o ¿a algo que el ser humano hace, como cantar, jugar, administrar, etc.? ¿Cómo hago para descubrir mi talento?

Respuesta:

Eduardo, “talento” era el nombre que se le daba a una unidad de valor de cambio utilizada en el comercio que servía también para valuar metales preciosos, aunque fuera diversos, según su especie. El valor de un talento de oro, por ejemplo, era mayor que el de plata.

La Palabra de Dios, en el libro de Mateo, cuenta una parábola que previene contra el descuido en nuestro servicio. La verdad, Eduardo, es que Dios nos da talentos a cada uno de nosotros según nuestra capacidad, de acuerdo a nuestra aptitud, y aquel que use mejor sus talentos conquistará mejores resultados.

Hay personas que se quedan esperando toda la vida a que alguien haga algo o que suceda algo, y cambie todo de un día para otro. Pensando así, dejan de luchar, no usan sus talentos para conquistar aquello que desean y terminan enterrándolos ya que cada uno de nosotros tenemos solo los que usamos. No se puede dejar de usar un brazo por mucho tiempo, sino correrá el riesgo de quedar paralizado. Además, la vida se construye por las oportunidades y los talentos son concedidos para ese fin. En caso contrario, otras personas aprovecharán las oportunidades y nosotros por descuidarlas, las perderemos.

En caso que usted necesite una dirección, una visión para descubrir sus talentos y aprender a usarlos para la conquista de aquello que desea. Nosotros tenemos una reunión específica que le va a ayudar mucho. Busque el Cenáculo del Espíritu Santo más cercano a su residencia y participe de la Nación de los Vencedores, que se realiza todos los lunes. Tengo seguridad que Dios va a darle la dirección para que usted se convierta en una persona victoriosa.