Disciplina y orden: requisitos básicos para alcanzar el suceso

Disciplina y orden: requisitos básicos para alcanzar el suceso

Por

¿Se ha detenido a observar que todo lo que es bueno y agradable se inició en orden y disciplina? Un niño sin horario para dormir, comer o realizar las actividades cotidianas, por ejemplo, ¿puede tener una vida tranquila y sin estrés? Probablemente no.

La verdad es que todo lo que no está acompañado de disciplina o que se desarrolla en el caos o en el desorden, no progresa.

Lamentablemente, muchas personas han vivido así, es decir, intentan solucionar todo para “ayer”; quieren éxito, pero no tienen paciencia para planificar, esperar; viven buscando recompensas rápidas; están cada vez más ansiosos, haciendo todo sin un orden. Y si lo que desean no sucede, terminan desistiendo.

Para el escritor y conferencista J. Edington, esas personas siempre están buscando una fórmula rápida para el éxito. “O sea, una receta donde solo tengan que añadir agua, como si la vida fuera un paquete de fideos instantáneos. El camino del éxito exige paciencia, exige disciplina, exige que se mantenga firme en la certeza de los resultados que se espera, aunque demore más de lo planeado. El camino hacia el éxito requiere organización, planificación y autocontrol”, señala en su libro”50 Tonos para el Éxito – Consejos para una vida próspera”, un verdadero manual para aquellos que quieren ganar en todas las áreas de la vida.

Para él, solo hay una forma de desarrollar la disciplina y el orden en nuestra vida cotidiana: a través del uso de la capacidad de decisión. “Usted necesita, primero, planear qué quiere hacer. Anote todas esas cosas. Decida cumplir lo que determinó y no se quede quieto mientras no termine lo que comenzó. Así se desarrolla la disciplina. Aprender a decir no a sí mismo es un hábito absolutamente necesario para quien se quiere destacar en la multitud.”

Por lo tanto, Edington aconseja: “Usted tendrá que negar algunos impulsos, sentimientos y voluntades y entrenarse para hacer lo que hay que hacer, aunque no tenga ganas. Piense antes de actuar. Piense antes de hablar. Mida las consecuencias. Pierda el miedo al futuro creando el futuro en su mente. Cuando planifica, usted crea la percepción de que es un agente activo de su futuro. Su mente percibe que está plantando y sabe que cosechará. Usted no cuenta más con la suerte, usted usa su fe para planear su prosperidad. Planee su día, sus sueños, sus proyectos en la vida personal y en el trabajo. Visualice lo que quiere alcanzar y trabaje, haciendo lo que tiene que hacer.”

Consejos de fe

Si quiere escuchar sobre este y otros temas relacionados al triunfo en la vida, en la Universal, los lunes, se realiza el Congreso Para el Progreso, en diversos horarios. Busque una Universal cercana a su hogar e infórmese sobre los horarios. Encuentre la dirección en https://www.universal.org.ar/site/direcciones/.

(*) Con texto extraído del libro “50 Tonos para el Éxito – Consejos Para Una Vida Próspera”, de J. Edington