El fin del SIDA

El fin del SIDA

Por

Desde el comienzo de la epidemia, en la década de 1980, se estima que aproximadamente 78 millones de personas contrajeron la infección por el VIH y al menos unos 39 millones de pacientes fallecieron a causa de enfermedades relacionadas. Según registros del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), actualmente hay unos 35 millones de personas infectadas en todo el mundo y 19 millones desconocen su situación serológica.

“En Argentina, de acuerdo a las cifras del Ministerio de Salud de la Nación, hay unas 110 mil personas que viven con VIH y, de ellas, se estima que el 30% no sabe que está infectada. Es por eso que uno de los aspectos importantes a potenciar es el testeo”, señaló la doctora Isabel Cassetti, médica infectóloga, directora médica de Helios Salud.

Conocemos de qué manera se transmite el VIH y cómo prevenirlo. Conocemos los beneficios de iniciar el tratamiento antiviral apenas conocida la infección. Sabemos que el tratamiento no solo es beneficioso para quien lo toma, sino también para la comunidad: una persona con VIH en tratamiento tiene un 96% menos de posibilidades de infectar a su pareja sexual que si no lo tomara. Mientras tanto, durante este día, y ayer, y mañana, y pasado, y así cada día, más de 5500 personas contraerán el VIH en el mundo. Y mientras tanto, durante este día, y ayer, y mañana, y pasado, morirán más de 4000 personas a causa del sida.

Combatir la epidemia

Recientemente, la revista TIME publicó un artículo titulado: “The end of AIDS” que daba cuenta del plan de acción que se está llevando adelante en San Francisco, la ciudad considerada como la “zona cero” donde comenzó la epidemia de HIV/Sida en los Estados Unidos, para llegar al objetivo de llevar a cero el número de nuevos casos de personas que contraigan la infección. Los que tenemos años, hemos vivido desde el comienzo el desarrollo de esta pandemia y sabemos que ésta ha sido una de las ciudades más afectadas. Por aquellos años, en la década de 1980, había un médico llamado Merle Sande que nos permitía ir a visitar el hospital donde quedábamos impactados con la cantidad de pacientes que tenían. En aquel entonces, cuando se diagnosticaba sida a un paciente, su expectativa de vida era de unos 18 meses. Es decir que, hasta que aparecieron las drogas en 1996, el período de sobrevida con la enfermedad era muy corto.

Ahora, el gobierno de San Francisco junto a la Universidad de California, San Francisco (UCSF), los médicos y el conjunto de la población, iniciaron un programa llamado “San Francisco HIV 0”. Esto significa que se están dedicando esfuerzos para que esta ciudad, que fue una de las primeras donde surgió la epidemia, pueda lograr ser una de las primeras ciudades en las que el número de nuevos infectados sea igual a cero.