“Desde el primer día que llegue al tratamiento comencé a ver una diferencia en mi vida”

“Desde el primer día que llegue al tratamiento comencé a ver una diferencia en mi vida”

Por

Belén sufría con nerviosismo y no podía dormir por las noches. Hasta que no salía el sol no podía conciliar el sueño.

Su vida sentimental también estaba afectada por el odio, el rencor, la bronca y además tuvo deseos de suicidio.

Vea, en el siguiente video, de qué manera Belén superó todos sus problemas:

Participe de la reunión de los Casos Imposibles. Sábado a las 7, 9, 15 y 20 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al 5252-4070.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico,como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO