Descubrimiento crea polémica sobre el zodíaco

Descubrimiento crea polémica sobre el zodíaco

Por

Muchas personas se preguntan si los astros realmente pueden influenciar en la personalidad de ellas y si las previsiones con base en los signos pueden salir bien. Un gran número de ellas creen que sí. Sin embargo, una gran noticia vinculada recientemente en los medios de comunicación causó preocupación en los astrólogos y sus seguidores. Científicos del Planetario de Minnesota, en Estados Unidos, afirman que, por causa de la gravitación universal que la Luna ejerce sobre la Tierra, el alineamiento de las estrellas fue empujado aproximadamente un mes. Con base en esa información, se creó una polémica entre la astronomía (ciencia natural que estudia cuerpos celestes como estrellas, planetas, cometas y galaxias) y la astrología (supuesta ciencia de predecir el futuro bajo influencia de los astros).

Los 12 signos astrológicos siempre fueron determinados por la posición del Sol el día en que la persona nace. Son basados en dibujos de las estrellas que formaron animales vistos desde un determinado punto de la Tierra. Pero, con la divulgación de esta noticia, todo lo que se sabía sobre el horóscopo puede estar mal. Según un grupo de astrónomos, un animal más debería hacer parte de la astrología: Ofiuco.

Con esa inclusión y considerando las fechas de nacimiento, gran parte de las personas cambiarían de signo. “Cuando (los astrólogos) dijeron que el Sol está en Piscis, no está realmente en Piscis”, dice Parke Kunkle, uno de los integrantes del planetario norte-americano. Por esa razón, la idea de que es posible hacer previsiones o adivinaciones personales en base al signo de cada uno también genera dudas así como todo lo que es dicho sobre cada signo.

Viviendo en el error

Otro detalle es que muchos que siguen el horóscopo no saben que este descubrimiento es del 2011 y fue tomada de una entrevista concedida por el grupo de astrónomos que forman el Planetario de Minnesota. En otras palabras, están siguiendo el horóscopo hace cinco años sin darse cuenta de ese error.

La estudiante Luana Trajano (foto de al lado), de 20 años, puede ser considerada un ejemplo típico de quien era aficionada a las publicaciones relacionadas al horóscopo. “Hasta cambiar mi actitud, yo insistía en comprar revistas teens para leer sobre los signos. Quería todo tipo de información sobre el tema. Yo tenía mucha curiosidad por saber qué pasaría en mi vida y creaba una expectativa si realmente sucedería. Pero después de un tiempo, terminaba decepcionándome, porque nada de eso sucedía. No creo más en eso”, cuenta.

Para el ex – brujo Fabiano Jacob, de 46 años, el primer error que las personas cometen sobre los signos es creer que nacen bajo un signo solar. “En realidad, lo que podría determinar algunas características personales es su ascendente, basado en el día, la hora y el lugar en el que nació. Eso determinaría el verdadero signo y sus características reales. Pero por ese argumento, hasta los animales y plantas, como una jirafa y una lechuga, tendrían un mapa astral. Después de todo, nacieron en horas, lugares y días determinados, ¿no es verdad?

Él afirma que para los astrólogos la astrología es como las ciencias exactas, por eso las previsiones deberían ser necesarias. “¿Cómo pueden existir funciones matemáticas y las previsiones no se cumplen en la vida de las personas? Muchos (astrólogos) hablan sobre cosas que son absolutamente comunes para la gran parte de las personas y ellas terminan creyendo.” De acuerdo con Fabiano, una estrategia común de ellos es hablar de temas que atraen a los que les gustan los signos. “Aquellos que buscan la horoscopia quieren saber acerca de la economía o el amor. Tengo muchos amigos periodistas y ellos siempre comentaban que el castigo para los que llegan tarde a la redacción es hacer la predicción de los signos que deben publicar en el diario.”

Después de pasar 38 años como uno de los principales iniciados en Brasil en diversas doctrinas místicas, Fabiano cuenta que comenzó a tener problemas en su vida. Él los atribuye a lo involucrado  que estaba con la astrología y ese mundo oculto. “Sufrí mucho con el cambio radical en mi vida. Perdí todo hasta comprender que aquella no era la vida que Dios tenía para mí. Él no destruiría todo lo que yo tenía y me haría padecer. Entonces comencé a comprender que aquello no era bueno para mí. Y hoy, como ex – brujo, mi papel es ayudar a alertar a las personas sobre esas incompatibilidades generadas por el desconocimiento y los errores drásticos que son encontrados en esas doctrinas”, concluye.

Compártalo en las redes sociales.