De adentro, del corazón de los hombres…

De adentro, del corazón de los hombres…

Por

“Hijo Mío, presta atención a Mis Palabras, inclina tu oído a Mis razones; que no se aparten de tus ojos, guárdalas en medio de tu CORAZÓN.
Porque son vida para los que las hallan, y salud para todo su cuerpo.
Con toda diligencia GUARDA TU CORAZÓN, porque de él brotan los manantiales de la vida”. Proverbios 4:20-23

“Porque de adentro, del CORAZÓN de los hombres, salen los malos pensamientos, fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, avaricias, maldades, engaños, sensualidad, envidia, calumnia, orgullo e insensatez. Todas estas maldades de adentro salen, y contaminan al hombre”. Marcos 7:21-23