Cúrese antes de volver a amar

Cúrese antes de volver a amar

Por

Un noviazgo tras otro, el conformismo en el matrimonio, una mujer dice que el amor no existe por eso tiene una vida solitaria. Si usted nunca pasó por ninguna de estas situaciones, debe conocer a alguien que las esté pasando. Es común oír que un nuevo amor puede curar el dolor del anterior, que el matrimonio después de cierto tiempo se vuelve monótono y que amar solo lastima. Pero nada de eso es verdad. ¿Usted sabía que la raíz de todos esos problemas puede estar en el interior de la persona, en la historia de vida de ella y en las heridas que no fueron cicatrizadas? De nada sirve que la mujer tenga al hombre perfecto a su lado si no aprende la verdadera y única forma de resolver sus problemas internos.

Así como ella, miles

Thaysa Parereira Silva, de 24 años (foto abajo), estudiante de administración y asistente de recursos humanos, solo aprendió la importancia de curarse para encontrar la felicidad después de mucho sufrimiento. Cuando era más joven, 15 años, se enamoró de un muchacho de la ciudad donde vive. El sentimiento fue recíproco y ellos se pusieron de novios. Pasaron dos años y él decidió que no quería continuar en aquella relación.

“Hice de él todo en mi vida y en mi cabeza nada podía salir mal. Ya tenía planeado hasta nuestro casamiento. Cuando todo terminó  me quedé sin sostén, me sentí rechazada, fea, y me quedó una gran herida en el alma”, recuerda la joven.

Thaysa cuenta que después de que la relación terminó perdió hasta las ganas de vivir, una vez que ella convirtió a ese novio en un dios, y cuando él se fue nada más tenía sentido. “El vacío ganó espacio dentro de mí. El tiempo pasaba y yo no lograba olvidarlo. Decidí que nunca más me involucraría con nadie”, declara. Pero, en aquella época, la estudiante no entendía el origen de todo: si ella no se amaba ¿Cómo podría amar verdaderamente a alguien?

El conductor y conferencista Renato Cardoso dice que una persona que no se quiere a sí misma, nunca tendrá un matrimonio feliz. “Es difícil amar a quién no se ama. Las personas buenas lo miran y sienten pena de usted, y las personas malas sacan ventaja. Y eso solo refuerza su opinión de sí misma: ‘yo no soy una persona querible.’”

Él también explica que para tener una buena relación con alguien es necesario tenerla con uno mismo. “Primero, descubra por qué no se quiere. Segundo, identifique cuáles son los motivos reales y cuáles son apenas pensamientos negativos plantados en su mente por otras personas. Tercero, usted necesita creer en Quién realmente la quiere.”

Ella encontró la fuerza que necesitaba para vencer

Thaysa ya concurría a La Universal, pero no sabía cómo vencer aquel problema. Cuando la tristeza la abatía, ella se hundía aún más, se sentía indeseable y solo traía más soledad. “Fue en medio de tanto dolor que decidí ir a la Terapia del amor. Recuerdo una reunión en la cual oí sobre la importancia de curarse uno mismo para amar a otro. Esa reunión cambió todo en mi vida”, cuenta la joven.

Aquél día, se reencontró con el mayor amor que alguien puede tener. “Reconocí la verdadera influencia de Dios. Hoy me amo. Aunque no esté de novia por el momento, sé que estoy preparada para cuando suceda y, es más que eso, soy feliz conmigo misma“, dice.

Thaysa aprendió a construir una buena estructura emocional y espiritual para enfrentar las luchas. “No dependo de que otra persona me diga que soy linda para creer eso. Tengo autoconfianza y planes para el futuro“, finaliza.

La psicóloga Leila de Souza Carvalho resalta que transformamos el dolor en algo positivo cuando lo convertimos en aprendizaje. “Cuando nos damos cuenta de que estamos tristes, la primera cosa que tenemos que saber es que no es por causa de la relación, sino por uno mismo. La mujer tiene que enfocarse en ser princesa y no en buscar al príncipe“, aconseja.

Lección para librase del miedo y de la inseguridad

La escritora y conductora Cristiane Cardoso contó en su blog que durante un evento de “The Love School” en Wembley Arena, en Londres, al lado del esposo, Renato Cardoso, descubrió algo. Dijo que recordó la época en la que ellos tenían problemas serios en el matrimonio, y cuán insegura era e imploraba por atención.

Fue cuando ella entendió por qué tantas mujeres no logran librarse de relaciones abusivas, madres que dejan de vivir por causa de los hijos y jóvenes que se dejan usar como objetos. Ellas hacen eso para sentirse amadas. “Todas tienen una característica en común: se aman menos. Cuando nosotros amamos a alguien más que a nosotras mismas, dejamos de hacer por nosotras lo que solo nosotras podemos hacer: cuidarnos, amarnos, preservarnos y valorarnos.”

En el evento, Cristiane y Renato dejan una lección fundamental a todos los que necesitan curarse y encontrar una dirección: la regla de las tres relaciones. En primer lugar en la vida de una persona debe estar Dios, en segundo el amor propio, y en tercer lugar el amor por otra la persona.

Recuerde del mandamiento bíblico, Amar al prójimo como a sí mismo y reflexione cómo se ha tratado en estos últimos tiempos. ¿Qué ha hecho para encarar los problemas y curar las heridas que aún insisten en quedarse dentro suyo y solo la hacen repetir los mismos errores?

Cómo curarse de un dolor interior

Invierta en su fe, aprenda a usar la inteligencia espiritual;

Diviértase sola;

Planee momentos con amigas y amigos;

Aprenda a gastar tiempo en usted;

Tenga objetivos en todas las áreas de su vida: en lo sentimental, en la salud, en su economía, en la carrera, en el ocio, en lo social y en lo familiar;

Arréglese para usted misma y no para otra persona.

Aprende más sobre cómo curar las heridas del alma participando este jueves a las 8, 10, 16 y especialmente a las 20 h en Avenida Corrientes 4070 – Almagro.