Cura y liberación

Cura y liberación

Por iurd

“Estoy sanada y libre”

María: “Hacía cinco años que me hicieron una mala praxis. Me cortaron los intestinos y estuve 20 días en coma; luego, seis meses con pañales en la cama. Estaba sufriendo porque tenía que vivir tomando medicación. Empecé a venir acá y ya no preciso tomar nada, estoy sanada y libre”.
 
 
 
“Vale la pena venir”

Gloria: “Me dolía todo, me diagnosticaron artritis reumatoide y artrosis. Hace tres años que estoy medicada. No podía hacer nada. Hoy es el quinto martes que vengo, pasé por el Pasillo, usé el Lienzo y ahora estoy bien. Ahora ando bien, sin dolor, hago las cosas que no podía, vale la pena venir”.
 
 
 
“Sentía mucho dolor”

Guillermo: “Vine porque tenía problemas en la cadera, sentía mucho dolor y no podía dormir. Tampoco podía estar en la cama, ni acostado ni sentado, de ninguna manera. Empecé a perseverar todos los martes y a usar el Lienzo, hoy gracias a Dios no me duele ni una uña, nada”.
 
 
 
Martes a las 8, 10, 16 y principalmente a las 20 h en Av. Corrientes 4070 – Almagro o en la Universal más próxima a su casa.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico, como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.