Cura y liberación

Cura y liberación

Por

“Largaba sangre y pus”

Oscar: “Pasé por siete operaciones, sufría mucho dolor. Después de las intervenciones, sangraba y largaba pus. No podía sentarme, ni quedarme parado, tampoco trabajar. Hace dos martes comencé a venir, a partir de ese momento, no me duele. El malestar desapareció por completo gracias a Dios”.
 
 
Su padre iba a morir

Andrés: “Mi papá estaba internado en el hospital, tenía los dos pulmones infectados. El médico dijo que iba a morir y lo trasladaron a otra clínica. El martes vine a pedir por él y seguía intubado. El miércoles dijeron que había una leve mejoría. El sábado le sacaron el tubo, hoy, ya está comiendo”.
 
 
 
“Me iban a operar”

Julia: “Es el segundo martes que vengo a la reunión. La primera vez que vine, me puse el Lienzo Consagrado en las caderas porque caminaba mal. Hacía alrededor de un año o más que tenía ese problema. Me iban a operar. Pero, me fui enderezando, y ahora, cuando camino lo puedo hacer bien”.
 
 
 
Usó el Lienzo y fue curada

Lidia: “Hacía más de dos meses que estaba con infección urinaria. Me dieron antibióticos y no hicieron efecto. También tenía los lagrimales tapados. Hasta que vi por televisión un programa de la Universal y vine. Usé el Lienzo, volví al médico y no tengo nada, estoy totalmente curada”.
 
 
 
Martes a las 8, 10, 16 y principalmente a las 20 h en Av. Corrientes 4070 – Almagro o en la Universal más próxima a su casa.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico, como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games