Cuide la fe y la buena conciencia

Cuide la fe y la buena conciencia

Por

Quien estaba con la conciencia pesada por alguna falla del pasado o del presente y participó en la reunión del Encuentro con Dios el domingo 20 pasado, a las 7 de la mañana, ministrada por el obispo Edir Macedo, (en la capital paulista), dejó el lugar más liviano que una pluma. Eso se debe a que, durante el encuentro, el obispo enseñó que proteger la fe debe ser el principal objetivo de todo ser humano.

“Es la fe la que nos mantiene vivos, nos hace conquistar lo más valioso de este mundo: la Salvación. El diablo, sabiendo eso, busca neutralizar esa convicción con las dudas, pues, si usted tiene la conciencia manchada, entonces queda débil y termina perdiendo hasta lo que tiene”, destacó el obispo.

Citando el ejemplo incluido en Lucas 10:17, que muestra a los discípulos de Jesús volviendo de una misión alegres por haber expulsado demonios, el obispo alertó:

“No piense que aquel que le ordena al demonio que se vaya tiene la Salvación garantizada. Judas también expulsaba el mal, aun así, tuvo un final triste. El secreto es mantener su fe limpia y estar siempre evaluando su conciencia. Por ejemplo, si alguien habló mal de usted, o usted dijo alguna bobería e hirió a alguien, resuelva el problema con esa persona, para que su fe pueda estar viva y ser capaz de traer beneficio a su vida”, aconsejó.

Antes de terminar el mensaje y orar por quien estaba cargando un peso dentro en su interior a causa de la mala consciencia, el obispo se encargó de destacar que aquellos que se consideran perfectos también terminan cayendo en fallas y pecando contra Dios, pues el único que nunca pecó fue el Señor Jesús.

“Cuando la Biblia habla de santidad no es que usted será ‘súper perfecta’, porque hasta en eso la persona cae en tentación, cae en el orgullo, al igual que sucedió con Job. Él era tan justo que se creía perfecto, hasta que descendió al fondo del pozo y allá tuvo un encuentro con Dios. El hecho es que la fuerza llamada fe es una dádiva de Dios para que podamos vencer al mundo y recibir la corona de la vida. Nada es más importante que eso. Porque si usted tiene la conciencia limpia, podrá prevalecer ante todos los problemas” concluyó.

 

[fotos foto=”Reproducción y Thinkstock”]