¡Cuidado! Usted puede estar engañando a su cónyuge y no lo sabe

¡Cuidado! Usted puede estar engañando a su cónyuge y no lo sabe

Por

000003253779_00

Tal vez, al leer el título de este artículo, usted haya pensado: “amo a mi marido”, o, “amo a mi esposa”; “jamás sería capaz de traicionarlo (a).” Nosotros le creemos.

Pero ¿quién dice que quien ama no traiciona? Por pensar así y no tener en cuenta algunos cuidados básicos para mantener una relación blindada, muchas parejas que se amaban hoy están divorciados.

Solo el amor no puede sostener una relación. De ahí la importancia de evaluar algunas actitudes y comportamientos que, en un principio, parecen inofensivos, pero son las principales puertas de entrada a la infidelidad.

El error de la mayoría de las personas es creer que, por amar al cónyuge, no se sentirá atraída por la persona. Eso es una gran mentira. La diferencia entre quien ama y quien no ama está en la forma en cómo reacciona cuando eso sucede. El amor inteligente huye de las situaciones de peligro, o sea, cuando alguien se siente atraído por otra persona evita cualquier tipo de contacto, no está creando situaciones para acercarse. Es prudente.

Sea inteligente. No confíe en su propia fuerza. En Proverbios 27:12 el rey Salomón advierte:

“El avisado ve el mal y se esconde; mas los simples pasan y llevan el daño.”

Identifique abajo 7 comportamientos aparentemente inocentes que pueden estar haciendo de usted, un cónyuge infiel, sin que usted lo sepa:

1- Coqueteo: Tal vez, sin darse cuenta, esté alimentando uno. En su trabajo alguien siempre lo (a) elogian, usted se siente admirada (o) por él (a). Intercambian sonrisas, miradas. De vez en cuando usted se piensa en él o en ella, recordando conversaciones, momentos, y llega a desear que el fin de semana termine rápido para verlo (a), y hasta se viste con la intención de llamar su atención. Pero usted ama a su marido, a su esposa, y a pesar  de estar muy bien, usted no tiene la menor intención de traicionarlo (a). Usted no quiere admitirlo pero esa persona está en sus pensamientos y aunque tampoco tenga la intención de involucrarse físicamente, ya está involucrado emocionalmente. Y aceptándolo o no, eso también es una forma de traición.

“La única manera de no dejarse llevar por ese sentimiento es terminar con él antes de que él termine con usted”, aconseja el escritor y conferencista Renato Cardoso. “El amor muere por desnutrición”, enseña. Entonces, si usted no quiere que él sobreviva, no alimente ese sentimiento. Corte todo tipo de contacto con esa persona, deje el empleo si fuese el caso y, a su vez, invierta en la relación con su esposa o esposo. Usted está alimentando el sentimiento equivocado. Revierta esa situación. Cambie el enfoque.

2- Confidente: Cuando exponemos nuestra intimidad a alguien del sexo opuesto, nos colocamos en una posición vulnerable, nos volvemos presas fáciles y, probablemente, seremos mal interpretados, principalmente si ya existe una segunda intención por parte del confidente. Sin contar con el riesgo de que usted sea traicionado por su propio corazón. Si usted necesita un hombro amigo, que sea el de su cónyuge, si habla con otra persona, está traicionando su confianza, siendo infiel. Si no fuese posible hablar con su cónyuge, busque una amiga – o un amigo en el caso de los hombres -, un pariente, si fuese el caso, su pastor.

3- Quedarse a solas con alguien: Si usted tiene el hábito de salir conversando solita con alguien del sexo opuesto, sepa que eso también es una forma de traición. Por más que usted piense que no tienen nada de malo, no es prudente. Eso también se aplica a las salas de chat en internet. Debemos huir de la apariencia del mal.

4- Hablar mal del cónyuge: Si no quiere hablar bien, tampoco hable mal. Si tuviese algún reclamo o crítica, hágasela a él. Así actúan los verdaderos amigos. Eso es respeto. Eso es fidelidad. Y como ya fue dicho anteriormente, nuestro cónyuge es nuestro mejor amigo ¿correcto?

5- Notas o cartas: ¿Quiere escribirle a alguien del sexo opuesto? No hay problema, pero hágalo en nombre de su esposo (a), de lo contrario, sus intenciones podrán ser mal interpretadas.

6- Indisposición sexual: Cuando usted deja de suplir la necesidad sexual de su cónyuge o no lo satisface plenamente, usted está siendo infiel. Si usted no hace su parte para que su relación sea fuerte y saludable, crea un sentimiento de frustración en la persona amada y da motivos para que haya inseguridad entre ustedes.

7 – No hace de él/ ella una prioridad: Nadie puede ser más importante que su cónyuge. Los hijos y los padres son importantes y deben recibir atención, pero nunca deben estar primeros en la lista. Ese lugar es el de su cónyuge. Eso hará su relación más fuerte e incluso le dará seguridad a sus hijos. Además de eso, cualquier cosa que le suceda, sea buena o mala, su cónyuge debe ser el primero que sepa. Cuando usted no lo hace, el mensaje que le transmite es: No eres tan importante para mí. Por eso, si usted desea que él se sienta especial e importante para usted, él debe ser el primero en saber todo sobre usted. Si usted hace eso, con seguridad él hará lo mismo. Eso es ser fiel.

Si no está en sus planes traicionar a su cónyuge, vea a continuación algunas preguntas hechas por Renato Cardoso, también en su blog, para que usted reflexione y comience a hacer los cambios necesarios para el bien y la sobrevivencia de su relación:

*¿Por qué estar mirando a otras mujeres (otros hombres) si usted nunca planea tenerlos?

*¿Por qué enfocarse en los defectos d su marido (o su esposa) si usted pretende estar siempre a su lado?

*¿Por qué la curiosidad sobre cómo está la vida de su ex?

*¿Por qué tener una relación peligrosa con aquella persona que coquetea con usted en el trabajo?

*¿Por qué usted no hace más para que su matrimonio sea una alegría y no un peso?

*¿Por qué?

¿Le gustó este artículo? Comparta en las redes sociales.