¿Cuánto vale usted?

¿Cuánto vale usted?

Por

Un alma no tiene precio, ¿verdad? Sí, lo tiene.

Nuestra alma tiene precio, pero ya ha sido pagado, no con dinero, oro o plata, o cualquier riqueza de este mundo, sino por el Señor Jesús en la cruz del calvario, como está escrito en la Biblia, en 1 Pedro 1:18-19: “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata,  sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación”.

En el programa “Habla que te escucho”, realizado por el obispo Clodomir Santos, una oyente planteó una pregunta, basada en el versículo bíblico de 1 Corintios 7:23, que dice: “Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres.” Ella preguntó: “¿Cuál fue ese precio? ¿cómo “no os hagáis esclavos de los hombres”?”

“El precio fue la sangre de Nuestro Señor y Salvador, el Señor Jesús. Ese fue el precio”, respondió el obispo Clodomir.