Cuando todo parezca perdido, recuerde que hay una última puerta

Cuando todo parezca perdido, recuerde que hay una última puerta

Por

“Pude vender un auto”

Adelina: “Hago el Ayuno Colectivo los sábados y me levanto de madrugada para orar. Dios me bendijo, había puesto un auto en venta, pero estaba trabada. Hasta que, en los Casos Imposibles, determiné que debía venderse; después de una semana, así fue. Además, pude conseguir mucho más dinero del que había pedido”.
 
 
“El Ayuno funciona”

María Luján: “La semana pasada vine por primera vez y ya obtuve buenos resultados. Soy abogada y necesitaba cobrar honorarios, dijeron que no me los iban a pagar. Pero hice el ayuno, oré a las 3 de la mañana y ya me depositaron la primera cuota de lo que me debían. El Ayuno Colectivo funciona”.
 
 
Se curó de cáncer

Mabel: “Hace cinco semanas que participo del Ayuno Colectivo. Vengo porque recibí respuestas de Dios, he sido curada de cáncer, pude cancelar la deuda de mi casa. Además, tengo un negocio y se duplicaron las ventas. Les diría que se acerquen a los Casos Imposibles los sábados, porque si es obediente a Dios, ve resultados”.
 
 
Logró su negocio

“Participo del Ayuno Colectivo desde febrero. Comencé a venir por la sanidad de mi hija y después por mí. Todo lo que nos enseñan, las oraciones y el ayuno funcionan. Hice un pacto con Dios, tengo un compromiso. Nunca imaginé que podría tener un emprendimiento, pero en mis manos, tengo el contrato de mi negocio”.
 
 
Participe del Ayuno Colectivo todos los sábados a las 7, 9, 15 y 18 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico,como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.