¿Cuál es su excusa?

¿Cuál es su excusa?

Por

Una casa adornada con hermosos objetos, un banquete preparado con los mejores manjares… Un lugar de honra con su nombre y el Anfitrión esperando para recibirlo… Pero, llega la hora del banquete y, ¿dónde está usted? ¿preparando una excusa para no ir?

Lucas 14:15-24: “Cuando uno de los que estaban sentados con Él a la mesa oyó esto, le dijo: ¡Bienaventurado todo el que coma pan en el Reino de Dios! Entonces, Jesús le dijo: Cierto hombre dio una gran cena, e invitó a muchos…” Observe que el Señor Jesús dice que invitó a “muchos” y no a “algunos”, pues existe una gran diferencia.

“Muchos” es un número ilimitado; mientras que “algunos” es limitado… “A la hora de la cena, envió a su siervo para avisar a los invitados…”, que son los que ya conocen la Verdad, que ya fueron evangelizados, que tuvieron una experiencia con el poder de Dios, que están aptos para recibir al Espíritu Santo, y dijo: “…Venid, porque todo ya está preparado”.

“No obstante, todos comenzaron a excusarse. Dijo el primero: Compré un campo y tengo que ir a verlo; te ruego que me excuses…”

Es la típica “excusa”, pues, ¿desde cuándo alguien compra algo, sin antes ir a verlo o examinarlo? Este tipo de persona, es un claro ejemplo de aquellos que aún no están liberados espiritualmente, que, aun conociendo la Verdad, le dan más prioridad a las cosas materiales que a su comunión con Dios.

En esta excusa están incluidos todos aquellos que antes de considerar las cosas de Dios, consideran sus propios quehaceres diarios, sus propios deseos, bienes, problemas o situaciones por resolver. Son aquellos que valoran a Dios, sólo cuando necesitan o tienen interés en conseguir alguna bendición, desconsiderándolo como Persona.

Analícese a usted mismo:

Enumere sus prioridades por orden de importancia para usted.

¿Dios? ¿Familia? ¿Su trabajo?

Cuando va a la Iglesia:

¿Está solo de cuerpo presente? ¿Participa activamente? ¿Escucha y practica lo que oye?

Diariamente, usted:

¿Tiene costumbre de usar la fe? ¿Encara los problemas como parte de la vida? ¿Considera los bienes materiales como su mayor seguridad?

Conforme a sus respuestas, saque sus propias conclusiones, pues las excusas, a decir verdad, no tienen que ser, forzosamente, verbalizadas.


Free WordPress Themes, Free Android Games