¿Cuál es su duda acerca del Espíritu Santo?

¿Cuál es su duda acerca del Espíritu Santo?

Por

Seguramente, ya le ha sucedido a usted o a alguien conocido, haber seguido una receta paso a paso, con todos los ingredientes, pero un detalle lo arruinó todo.

Y en ese momento se preguntó: ¿Por qué no salió bien?

La “duda” es exactamente así. Hace que lo que tenía que salir bien, salga mal. Muchos la consideran un detalle insignificante y que no les estorbará en nada. Sin embargo, están engañados. Es imposible alcanzar algo por la fe si hay duda. Las dos son opuestas y una neutraliza a la otra. Así como la fe (certeza) tiene el poder para anular la duda, esta, por menor que sea, también es capaz de neutralizar la fe.

“Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.” (Santiago 1:6)

Muchos no han vivido las promesas de Dios, precisamente porque han permitido que la duda haga que la fe se vuelva inoperante.

Algunas preguntas sobre la dificultad para recibir el Espíritu Santo, las dudas sobre si Lo recibió, incluso si blasfemó contra Él y el hecho de que su vida no cambie, aunque esté “aparentemente” en la fe, y otras cuestiones más, fueron respondidas, recientemente por el obispo Edir Macedo.

Creo que no tengo el Espíritu Santo

“Particularmente, no entiendo lo que sucede en mi interior… Yo siento la presencia de Dios, Lo siento adentro mío, sin embargo, a veces me siento solo, como si no lo tuviera”

Al mismo tiempo que siento Su fuerza, me siento débil como si no estuviera conmigo. Yo Lo sirvo en la Universal de Castanhal (Pará), me brindo mucho, solo Dios sabe lo que hago.

Cuando estoy en la iglesia, yo me siento fuerte, pero cuando voy a casa me siento débil.

Aun así, sintiéndome débil, yo busco Su fuerza. Resumiendo: A veces creo que no tengo el Espíritu Santo y eso me molesta.”

Obispo Macedo: Realmente, sus síntomas demuestran duda con respecto a si Lo recibió. Cuando recibimos el Espíritu Santo, Él mismo lo confirma, es decir, da la certeza absoluta de que Lo tenemos. Por lo tanto, amigo mío, diríjase a la lucha, búsquelo con todas sus fuerzas y entréguese de cuerpo, alma y espíritu. Usted lo logrará más rápido de lo que imagina.

¿Por qué no logro ser bautizado con el Espíritu Santo?

“He buscado el bautismo con el Espíritu Santo, he negado mis voluntades carnales, soy diezmista y doy ofrendas, sin embargo, hasta ahora, nada. A veces, pienso que blasfemé contra el Espíritu Santo. ¿Por qué Él no me bautiza? Necesito mucho esa Preciosidad dentro de mi ser.”

Obispo Macedo: Querido Amigo, el que bautiza con el Espíritu Santo es el Señor Jesucristo. Usted no pecó contra el Espíritu Santo, porque si lo hubiera hecho, no tendría fe para honrarlo con los diezmos y las ofrendas, pues, la fe que usted tiene viene de Él.

Parece que su problema se debe a su entrega sincera y total. Evalúe bien esto y vea si no falta algo en su entrega. Yo creo que sí.

Cuando nuestro corazón está totalmente entregado a Dios y Él es el primero en nuestra vida, en nuestro corazón, pensamiento, profesión, familia, en todo, entonces, cuando Lo elegimos como primero en nuestra vida, Él es poderoso y glorioso en ella. Dios se pone a nuestra entera disposición, dependiendo de lo que Le ofrecemos: si Le ofrecemos lo mejor ?el primer y gran mandamiento? también tenemos Su garantía, de ofrecernos lo mejor.

El Espíritu Santo es el Señor Jesús en Espíritu, que quiere vivir dentro de nosotros. Y si la persona no Lo recibió es porque aún no entregó todo, no se entregó al 100%.

Fui bautizada con el Espíritu Santo y mi vida sigue igual

“Soy de otra denominación. A los 10 años fui sellada con el Espíritu Santo. Lo que no entiendo es que, en estos 40 años como cristiana, mi vida sigue igual. ¿Qué es lo que está mal?

Admiro tanto la fe que usted les enseña a sus fieles… ¿Esa será la razón? ¿No saber poner en práctica la fe? Me gustaría tanto tener esa fe inteligente, pero no se cómo.”

Obispo Macedo: Amiga, su vida solo cambiará, cuando su pensamiento cambie con respecto a su fe. Usted ha sido una persona religiosa y no de fe. La fe sin obras, sin actitudes o sin sacrificio, no funciona.

Cuide su fe

Siga diariamente los mensajes del blog del obispo Edir Macedo y sus redes sociales. Allí se ofrecen contenidos para orientar a los internautas y alimentar la fe de los que buscan agradar a Dios.