Considerado muerto por 20 minutos, él tuvo una segunda oportunidad

Considerado muerto por 20 minutos, él tuvo una segunda oportunidad

Por

El adolescente Zack Clerments, de 17 años, fue declarado muerto después de sufrir un paro cardíaco. El joven estuvo sin pulsaciones durante 20 minutos. Pero volvió a la vida después de un milagro.

El muchacho tuvo un colapso durante una clase en su escuela en Texas, en Estados Unidos. Después de los primeros auxilios, los médicos pudieron reanimarlo después de 20 minutos y lo dirigieron hacia el hospital, donde Zack fue internado y despertó días después.

El equipo médico que atendió al joven no supo explicar cómo él sobrevivió, pero el joven afirma que cuando su corazón dejó de latir, él fue visitado por Jesús, que le dijo que todo estaría bien.

“Cuando estuve muerto durante esos 20 minutos, vi a un hombre que tenía el cabello despeinado y mucha barba, y no tardé mucho tiempo para darme cuenta que era Jesús”, cuenta. “Me acerqué a Él, Él puso Su mano en mi hombro y me dijo que todo estaría bien y que no me preocupara”.

La familia de Zack está convencida de que Dios salvó al joven. “No es humanamente posible explicar esto”, dijo su padre, Billy Clements.

La modelo brasileña Andressa Urach también vivió ese tipo de experiencia, después de haber sido internada en un estado muy grave, debido a una infección causada por aplicaciones de hidrogel y polimetilmetacrilato (PMMA, en su sigla), que se utilizan para rellenar partes del cuerpo.

“Sé que dejé a mi cuerpo y morí. Llegué a un lugar vacío, como un desierto, completamente silencioso. Fue donde supe que Dios existía. Sentí Su presencia. Sabía que estaba en un juicio. Mi vida pasó como una película. Me sentí avergonzada y sabía que no era digna de entrar al Cielo. Pedí perdón e imploré otra oportunidad. Prometí arreglar las cosas”, dijo en una entrevista al tabloide británico Daily Mail.

¿Usted sabe hacia dónde irá su alma?

Zack y Andressa obtuvieron una segunda oportunidad, pero no todas las personas, al enfrentar la muerte, han tenido el mismo éxito.

Vale la pena recordar que todos estaremos expuestos a la muerte, independientemente de la edad, clase social o etnia, y es necesario estar preparado para enfrentarla. El primer paso para que eso suceda es reconocer al Señor Jesús como Salvador y dirigir la propia vida a través de Sus mandamientos descritos en la Biblia.

Por eso, no espere que el tiempo pase. No diga que ahora es muy temprano para entregarse a Dios, porque esta podría ser su última oportunidad para salvar su alma.

Si usted quiere alcanzar la Salvación, participe de una reunión en una Universal más cercana a su casa. Vea las direcciones en http://www.universal.org.ar/direcciones.