Conozca el diccionario de los sexos

Conozca el diccionario de los sexos

Por

Que los hombres y las mujeres acostumbran a expresarse de forma diferente no es novedad. Pero ¿qué hacer para que la comunicación en el matrimonio mejore y no de espacio a intrigas? Según el presentador del programa The Love School – A Escola do Amor (www.iurdtv.com), el obispo Adilson Silva, existe un diccionario de los sexos que dificulta la comunicación entre el matrimonio.

“El buen diálogo es fundamental para el éxito de la relación. Sabiendo eso, es necesario que el hombre y la mujer busquen ser cautelosos con las palabras a decir e identifiquen cuál es el mejor momento para expresarlas. Es primordial que se piense antes de hablar”, alerta el obispo. Según él, las palabras deben servir para beneficiar la unión, si fueran usadas en un momento ideal, automáticamente, evitarán roces.

Utilice cualquier expresión de modo racional. “Si se dijeran en una situación de emoción o de ira pueden abrir heridas enormes. Si estuviera airado, apártese por un determinado tiempo, pero no deje de hablar ese mismo día. Evite hablar en el auge de la emoción. Las mujeres, cuanto menos habla con el hombre sugiriendo pistas, mejor, pues él espera que ella sea clara y objetiva en sus pensamientos”, enseña el obispo.

El obispo explica que, ninguna relación viene lista, solo sucede en etapas, pero cuando el matrimonio madura junto, uno conoce al otro apenas en la mirada, se transforma en un amor inteligente y compañero. Por eso, siempre que hay pendientes dentro de la relación, deben ser verbalizados; jamás opte por el silencio, ya que éste tiene la intención de castigar. “Quien habla tiene la posibilidad de explicar y pedir perdón. El ser humano tiene el poder de la palabra.”

Conozca algunos significados del diccionario femenino

Hum: quiere decir estoy con celos;

Lo se: no creo en nada de lo que me dices;

¡Hazlo!: no lo haga;

No estoy molesta: lógico que estoy molesta;

Estaré lista en un minuto: sáquese los zapatos, porque va a tardar;

Estoy gorda: sólo diga que estoy bonita;

No necesitas venir a mi casa: vaya ahora;

Necesitamos conversar: tengo quejas sobre ti;

Necesitas aprender a comunicarte: solo esté de acuerdo conmigo;

Aun tengo tantas cosas que hacer en casa: ¿por qué no se levanta y me ayuda?;

No estoy en la TPM (tensión premenstrual): estoy, pero no lo voy a asumir;

Vete de aquí ahora: si se va, usted va a morir.

Diccionario masculino: ellos también tienen un modo de comunicarse

Aja: no estoy escuchando nada de lo que estas diciendo;

Listo, ya entendí: déjame ver el partido, después conversamos;

Me estoy muriendo: Estoy con dolor de cabeza;

No te cambiaría por nada: Solo te cambiaría por el futbol, los videogames y por mis amigos;

Consuélame: por increíble que parezca yo sólo quiero cariño;

No logro encontrar…: busqué, como no encontré en el primer intento, debe haber desaparecido.

Terapia del Amor

¿Está con problemas de comunicación en su relación? Participe de la Terapia del Amor, todos los sábados, en la Iglesia Universal. Durante los encuentros, los conferencistas explican, entre otras cosas, que para ser feliz es necesario que se establezcan algunas reglas dentro de la unión. Si usted es soltero, casado o separado podrá encontrar en estas reuniones la dirección ideal.

Fue exactamente lo que sucedió con la vida matrimonial de Dirceu y Débora Martins, casados hace 16 años, y pudieron notar la transformación. “Tuvimos que oficializar la unión porque ella quedó embarazada. En el comienzo del casamiento fue difícil, no teníamos experiencia de convivencia y las peleas comenzaron a surgir, pues no  estábamos preparados”, dice él.

Según Débora, aun después del matrimonio él continuaba con la vida de soltero, ella se lo reclamaba pero no veía ninguna mejora. Dirceu cuenta que todo cambió cuando él decidió frecuentar la Terapia del Amor. “Debido a tantas luchas, problemas, terminé dándome cuenta que mi vida estaba decayendo, por eso empecé a frecuentar esta reunión. Noté el gran cambio que estaba sucediendo y comencé a trasmitírselo a mi esposa, lo cual hizo que comenzara a venir conmigo a la Terapia. Hoy, gracias a Dios, tenemos todo transformando. Aquel matrimonio que antes no tenía tiempo uno para el otro, para salir, conversar y convivir, está totalmente diferente.”

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games