“Congreso para el Progreso” muestra cómo se debe actuar ante la crisis

“Congreso para el Progreso” muestra cómo se debe actuar ante la crisis

Por

image2.690x460
Hoy en día parece que cuando abrimos los periódicos o encendemos el televisor la palabra que más aparece en los títulos es solo una: la crisis. El noticiero muestra que el número de personas que ajustaron el presupuesto por ese motivo aumentó, que las personas dejaron de viajar por cuenta propia, que las ventas cayeron o que incluso aumentó el número de desempleados debido a la crisis económica y política. En las charlas cotidianas entre amigos o hasta en las conversaciones en las redes sociales, ella también predomina. Por ser omnipresente en todos los sectores de la sociedad, parece que la misma no perdona a nadie, ¿no es verdad? Pero, para muchas personas, no es así. Las mismas ven las cosas de otra forma, pensando en crear alternativas para cambiar sus vidas. Son miles de personas que participan los días lunes del “Congreso para el Progreso”, en el Templo de Salomón, que enseña cómo lidiar con esa situación.

Sin crisis

image1.690x460Para el conferencista Rogério Formigoni, de 39 años, (foto al lado) cuando se escucha hablar de crisis, la fábricas dejan de producir, los empresarios dejan de invertir y las personas dejan de comprar. “Y es ahí donde reside a fuerza dela crisis, la misma siempre ha existido y siempre existirá, ya sea nacional o mundial. Lo que no puede existir es la crisis personal. Esa es la peor”, afirma.

Para el conferencista, sí es posible librarse de ella. “Incluso hay muchos que prosperan en medio de la crisis. Por supuesto que si estoy siendo perjudicado por ella, tengo que modificar algunas cosas, evaluar en qué puedo cambiar y adaptarme, pero siempre hay una solución cuando no me dejo abatir por el miedo y por la inseguridad”, dice.

Enfoque correcto

En la opinión de Formigoni, siempre que se habla de crisis, las personas suelen enfocarse en el problema y no en las soluciones. “Es ahí que se encuentra el mayor obstáculo, cuando se escucha hablar de crisis, todos dejan de ‘atacar’ y comienzan a vivir a la ‘defensiva’. Solo que esto genera una crisis aún mayor. Podemos decir que el dicho ‘la mejor defensa es el ataque’ es verdadero”, aclara.

Formigoni advierte que hay casos de personas que incluso terminan entrando en otras crisis, como la emocional, por ejemplo, porque no pueden librarse de las deudas y de los problemas que surgen a partir de las mismas. “Es necesario desarrollar la fuerza interior que cada ser humano tiene. Esa fuerza nos hace creer en lo improbable, nos sustenta en medio de las dificultades y, sobre todo, nos proporciona tranquilidad en medio de las adversidades que enfrentamos. A esa fuerza a llamamos fe y está dentro de cada uno de nosotros”, destaca.

Experiencia

Con la experiencia de alguien que ya ha pasado por más de 30 países, en los cuales más de un millón de personas ya han participado de sus conferencias, él realiza todos los lunes, en el Templo de Salomón, en San Pablo, Brasil; el “Congreso para el Progreso” a las 7, 15 y a las 22 h. En estas reuniones él también muestra testimonios de personas que están venciendo, incluso con el actual y desfavorable escenario económico del país. “Las personas vencen y prosperan no por arte de magia, sino porque aprenden a desarrollar esa fe y, sobre todo, a creer en sí mismas. Nadie nació con un rótulo de derrotado o fracasado. Lo que no puede hacer es insistir en encontrar culpables para sus problemas o para la crisis. En el ‘Congreso’ esto puede entenderse, es decir, que yo dependo solo de mí y de mi fe para vencer”, explica.

Invitación especial

Formigoni llegó a realizar una invitación inusual para las personas que participan de las reuniones. “Si usted quiere cambiar esa situación, lo invito para que participe del ‘Congreso’. Si usted viene, obedece y su vida no cambia, me como la Biblia. Quiero que las personas lleguen, unan su experiencia y sus ganas de vencer al poder de la fe, capaz de abrir puertas y cambiar cualquier situación”, dice.

El conferencista finaliza: “Nacer pobre es una imposición. Usted no pidió nacer pobre, pero seguir pobre es una opción. Si participa del ´Congreso´ y obedece, de pobre, usted se volverá rico”.

Si usted quiere cambiar las situaciones que están trabando su vida, participe este lunes en Av. Corrientes 4070 – Almagro a las 8, 10, 12, 16 y 20h, o en una Universal más cercana a su domicilio. Vea las direcciones aquí.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games